El Partido Popular de Lebrija ha presentado una batería de propuestas con el fin de mejorar la seguridad ciudadana en la localidad con dos premisas claras: la previsión y la prevención.

El portavoz del PP de Lebrija, Francisco Javier Monge, ha concretado que “la previsión es clave, porque necesitamos actuaciones rápidas y eficaces y eso se consigue entre otras cosas, mejorando los tiempos de respuesta ante las llamadas de los vecinos. No podemos consentir hechos inadmisibles como que un vecino llame al Ayuntamiento y se le responda que no hay patrulla”.

Otra de las propuestas populares es la instalación de video-vigilancia en las zonas de más incidencia delictiva, aumentar la coordinación entre Guardia Civil y Policía Local, para que ambos cuerpos conozcan todas las denuncias, ya sean presentadas en el Ayuntamiento o en el cuartel de la Guardia Civil.

“Los agentes no pueden conocer robos o delitos a través de comentarios en la calle o informaciones en los medios de comunicación, como ha sucedido”, ha apuntado Monge.

Por otro lado, “hay que convocar periódicamente a la Junta Local de Seguridad, estableciendo prioridades y una organización de los efectivos en relación a las prioridades marcadas, al mismo tiempo que coordinar las fuerzas de seguridad y los servicios sociales. De esta forma se evitaría que en un domicilio haya que intervenir hasta 194 veces, como ha sido el caso”.

Otra iniciativa que propone el PP de Lebrija es “un libro de reclamaciones en la Jefatura de la Policía Local para mejorar los servicios y conocer la opinión de los ciudadanos, así como recuperar y rehabilitar el servicio de Protección Civil como elemento de apoyo a los cuerpos y fuerzas de seguridad”.

“Igualmente importante es relanzar la mediación como fórmula para la resolución de conflictos, un sistema que se está adoptando en muchos ayuntamientos, como el de Sevilla, para evitar la judicialización de conflictos entre vecinos”.

Como medidas preventivas, Monge ha resaltado la celebración de jornadas en colegios para relanzar y afianzar la Seguridad Vial entre los más pequeños, celebrar conferencias en los institutos para alertar a los jóvenes sobre el peligro de las drogas y riesgos de las redes sociales, charlas con los mayores para alertarlos de los timos y estafas más habituales y la realización, cada dos años, de un simulacro de catástrofe.

“Pondremos a prueba la coordinación y la rapidez de nuestros efectivos en caso de inundaciones, por ejemplo”, ha aclarado Monge.

Por último, desde el PP de Lebrija se propone elaborar un plan de tráfico con la colaboración de cuerpos y fuerzas de seguridad, autoescuelas y ciudadanos que quieran participar con el fin de mejorar el tráfico en la ciudad y eliminar puntos de riesgos.