• El edificio del ayuntamiento permanece cerrado a los vecinos, que no pueden acceder a su interior para efectuar gestiones municipales

  • La alcaldesa continúa haciendo caso omiso a las reclamaciones de la oposición, y ha permitido que una Junta de Portavoces haya debido repetirse al no convocar el Pleno Ordinario cuando correspondía

  • Los estudiantes de Espartinas se ven obligados a usar la Sala de Estudios de Gines para preparar la selectividad ante el cierre de las dependencias municipales

     

    24, junio, 2020.-

    Ha pasado más de una semana desde que el Partido Popular de Espartinas se hiciera eco de la sorprendente (y ya preocupante) situación de cierre del ayuntamiento. Un tiempo en el que la alcaldesa socialista Cristina Los Arcos y sus socios de Izquierda Unida han podido poner fin a la surrealista situación de “atender” a sus vecinos en la calle a través de un conserje asomado a una reja. Pero no han querido hacerlo. Las dependencias del consistorio siguen cerradas a cal y canto, pese a que el Estado de Alarma ya ha finalizado, y nuestros dirigentes municipales parecen estar esperando algún tipo de inspiración para hacer lo que ya se hace en la gran mayoría de empresas, oficinas, organismos, etc.: atender presencialmente al público con las medidas de seguridad que el Gobierno de la Nación ha señalado. ¿La “nueva normalidad” socialista es ésta?Y mientras tanto, la junta de portavoces para la preparación del Pleno Ordinario ha tenido que repetirse, ya que se pasaron los plazos establecidos y no se llevó a cabo la celebración del mismo. La inoperancia municipal es patente. La portavoz popular de nuestro municipio no sale de su asombro, y exige “la inmediata apertura del ayuntamiento, la atención a los vecinos cómo estos merecen, sin rejas de por medio, que ya bastante castigo carcelario tenemos con el gobierno municipal que nos está tocando sufrir, una condena que dura ya un año y que se nos está haciendo eterno ante la falta de eficacia y resultados”, indica María Helena Romero. “¿Cuándo se va a retomar de una vez por todas la celebración presencial de los plenos? ¿Cómo es posible que en Espartinas se puedan celebrar reuniones con medidas de seguridad establecidas por el ayuntamiento, como la que se llevó a cabo la semana pasada con más de 100 personas de la Mancomunidad del Guadalquivir, y no se pueda convocar un pleno con 17 concejales?”.

Y por si todo lo expuesto no fuera ya más que indignante, los estudiantes de Espartinas, aquellos que aún no han acabado el curso o que están preparando los exámenes de selectividad, se encuentran cerrada (tal como pasa con el ayuntamiento) la Sala de Estudios de la Casa de las Monjas. “Indigna sobremanera que nuestros estudiantes tengan que ir a Gines para poder acceder a una Sala de Estudios, pero por si no fuese ya suficientemente humillante la situación, el ayuntamiento “amigo” de Gines, del mismo color político que nuestra alcaldesa, ese ayuntamiento que denunció el apagado del semáforo que permitía a Espartinas paliar los atascos de salida a la A-49, anuncia ahora que en adelante sólo permitirá el acceso a los estudiantes de su localidad. ¿Qué más necesita Cristina Los Arcos para reaccionar?”, denuncia la portavoz del PP en Espartinas.

 

A %d blogueros les gusta esto: