El PP de Sevilla ha celebrado su XIII Congreso de Distritos de Sevilla, donde los afiliados han elegido a los presidentes y respectivas ejecutivas de los once distritos de la ciudad.

Los presidentes elegidos han sido Amidea Navarro, para Casco Antiguo; Francisco Carreño, en Macarena; Lidón Guillén, en Nervión; José Lugo, en Cerro-Amate; Carolina Soto, en Sur; Manuel Alés, en Triana; Lourdes Preciado, en Norte; Cristi Moro, en San Pablo-Santa Justa; Jorge Martínez, en Sevilla Este; Carmen Caparrós, en Palmera-Bellavista, y Carmen Ríos, en Los Remedios. Este congreso ha sido clausurado por el presidente del PP andaluz y alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido.

De esta manera, conforman el equipo siete mujeres y cuatro hombres al frente de las estructuras de partido en los distritos. Desde el PP de Sevilla se ha agradecido a los afiliados su “participación en las elecciones de distritos de este sábado y por su compromiso y trabajo durante todo el año por sus vecinos”.

El presidente provincial del PP de Sevilla, Juan Bueno, ha manifestado tras la elección de los presidentes de distritos que en este partido, ante la adversidad, siempre está la unidad de todos sus integrantes. Ha señalado la renovación de las estructuras del partido es una prioridad y se ha llevado a cabo sumando y aumentando la presencia en todos y cada uno de los barrios de Sevilla.

Ha agregado que este congreso supone reforzar los pilares que van a sustentar un nuevo triunfo del PP en el año 2015. Ha destacado que Sevilla cuenta hoy con el mejor alcalde que ha habido en la ciudad, Juan Ignacio Zoido, que se está desviviendo por la capital y va a devolverla al lugar que se merece. Ha destacado su gestión transparente y el haber puesto fin al “despilfarro” de la etapa del gobierno de PSOE e IU.

Bueno ha manifestado que nadie puede dar lecciones de honradez desde las filas del PSOE y ha calificado de “obscenos” los ataques al PP de bocas que han permanecido cerradas años ante “regueros de corrupción”. Ha querido dejar claro que en el PP, el que la hace, la paga, mientras que en el PSOE, el que la hace, se promociona.