• “Este ajuste, basado en recortes e incremento de impuestos, viene provocado por la política de gasto descontrolado, llevada a cabo por el Sr. Gutiérrez Limones” ha declarado Mª Carmen R. Hornillo.
  • En el Plan de ajustes, se reconoce que hasta este año, se ha pagado a los proveedores con una media de 327 días de retraso.
Mari Carmen Rodríguez

Mari Carmen Rodríguez

El Partido Popular, ha votado en contra del Plan de ajuste presentado hoy en el Pleno Municipal por el gobierno socialista, ya que, “este ajuste, basado en recortes e incremento de impuestos, viene provocado por la política de gasto descontrolado, llevada a cabo por el Sr. Gutiérrez Limones y que tanto le hemos advertido año tras año desde el grupo popular” ha declarado Mª Carmen R. Hornillo.

Según el criterio del PP, expuesto por la portavoz en su intervención, este plan de ajuste es absolutamente irreal, ya que en su planificación de ingresos, entre otros, el ejecutivo prevé que al poner en marcha el nuevo PGOU, la venta de terrenos municipales y el futuro cobro de impuestos por la vivienda (IBI) de extensas nuevas urbanizaciones, en proporciones semejantes al mejor de los momentos inmobiliarios, repercutirá a las arcas municipales cerca de 24 millones de euros.

También como ingresos, el equipo de gobierno ha considerado el incremento gradual todos los años del impuesto de la vivienda, tasas de recogida de basuras, tasas municipales por expedición de documentos a los ciudadanos e impuestos por ejecución de obras.

Además Rodríguez Hornillos critica que “el ejecutivo socialista tiene previsto incrementar el gasto en subcontratación externa de trabajos hasta en medio millón de euros más, es decir, en lugar de emplear al personal municipal, se prefiere gravar las arcas públicas encargando trabajos a empresas privadas”.

Desde el PP “criticamos que se prevea un incremento del gasto en intereses de demora hasta duplicarlo, lo que significa que se pretende seguir alargando el pago de las deudas, igualmente se incrementan los gastos de teléfono en 100.000 € más y las aportaciones internacionales en 150.000 €, incremento este último del todo inadecuado cuando en Alcalá hay hoy en día 12.600 parados”.

“En el capítulo de inversiones en nuevas infraestructuras y conservación o reposición de las mismas, se prevé un pago este año por importe de 13 millones de euros por obras ya ejecutadas en años anteriores, que junto a otros 13 millones más por las obras finalizadas del tranvía” –y añade- “esto provoca que no destine ninguna inversión al tramo que aún queda hasta Pablo de Olavide hasta el año 2018”.

A %d blogueros les gusta esto: