La portavoz del Partido Popular en Alcalá de Guadaíra, María del Carmen Rodríguez Hornillo, ha denunciado este martes “la pretensión del PSOE, que propondrá en Pleno que los alcalareños paguen la deuda del Auditorio Riberas de Guadaíra”.

En concreto, la edil popular hace referencia a la propuesta llevada a cabo por la concejal de Políticas Estratégicas con fecha 10 de octubre en la que pide la modificación del punto cuarto del acuerdo del Pleno de 21 de octubre de 2011 sobre la competencia a la hora de asumir “los posibles déficits” del auditorio.

De hecho, dicho punto cuarto del acuerdo aprobado en octubre del pasado año dice que “los posibles déficits que se pudieran producir en la gestión del servicio público deberán ser asumidos, en primer lugar, por la propia sociedad –Innovar en Alcalá de Guadaíra S.L.U.–, aplicando los beneficios que pudiera obtener en cada ejercicio, y sólo si ello no fuera posible, se financiarían por el propio Ayuntamiento”.

Sin embargo, según la propuesta de la edil socialista facilitada por el grupo popular, el punto anteriormente citado quedaría, en caso de ser aprobado en Pleno, de la siguiente forma: “Los posibles déficits que se pudieran producir en la gestión del servicio público teatro-auditorio Riberas del Guadaíra serán asumidos por el propio Ayuntamiento, teniendo como importe máximo las cantidades recogidas en la referida memoria”.

En este sentido, Hornillo pide al gobierno municipal “responsabilidad y coherencia”, porque “no es lógico ni serio, que se desdigan de sus propios acuerdos y ahora pretendan llevar al Pleno esta propuesta para hacer pagar a los alcalareños los errores del ejecutivo”.

Asimismo, la portavoz del PP alcalareño recuerda que el mes de septiembre, su grupo “denunció una transferencia realizada desde las arcas públicas a Innovar en Alcalá por importe de 275.444 euros, en concepto de compensación por el déficit en la gestión del auditorio”.

“Nuestro grupo municipal ya alertó sobre el flagrante incumplimiento del acuerdo que la propia Junta de gobierno socialista aprobó en octubre de 2011”, destaca Rodríguez Hornillo.

Por otro lado, desde el Partido Popular, se califica a la sociedad municipal Innovar en Alcalá como “un segundo Ayuntamiento, donde se realizan todas la gestiones que desde una administración puramente pública, no se podría”.

Por ello, para Hornillo, una sociedad municipal que “según el gobierno socialista genera tanto beneficio con sus múltiples competencias, debe asumir el déficit de esta nueva gestión transferida desde el Ayuntamiento, y no, pasarles la factura directamente a los ciudadanos”.