• “No se puede arruinar a las empresas constructoras por satisfacer los aires de grandeza de Gutiérrez Limones” según la Portavoz Popular Mª Carmen R. Hornillo.
  • Desde el PP temen las consecuencias de la desconfianza que ha generado un equipo de gobierno “que no conoce el verbo pagar”.
Mari Carmen Rodríguez

Mari Carmen Rodríguez

La portavoz del Partido Popular, Mª Carmen R. Hornillo, tras el análisis de las más de 1.800 facturas del listado de impagos, ha acusado al alcalde Gutiérrez Limones de mala gestión y despilfarro de los impuestos.

De hecho, lo que más ha llamado la atención al PP de Alcalá, es el altísimo número de facturas adeudadas a las empresas constructoras, empresas en las que ha recaído sobre sus espaldas, el tan efímero como faraónico proyecto socialista de grandes obras, “pero sin dinero”.

El PP critica al gobierno socialista por su deuda de más de 14 millones de euros a empresas constructoras, ya que muchas de sus construcciones desde el 2009 están incompletas como es el caso de la piscina del distrito sur que se inauguró hace 1 año y sigue sin poder usarse, siguen sin liquidarse sus facturas, de hecho, y por citar algunos ejemplos, del campo de fútbol del Alcalá se deben todavía 1,5 millones estando este usándose parcialmente, del museo del pan, cuya obra culminó hace 10 meses contando con un retraso de más de 15 meses, aún queda por saldar 1 millón de euros, en empresas de ajardinamiento 1,4 millones de euros, el Centro de Emergencias, del cual se espera su apertura desde hace 18 meses que finalizó la obra, se adeuda 750.000€, “No se puede arruinar a las empresas constructoras por satisfacer los aires de grandeza de Gutiérrez Limones” según la Portavoz Popular Mª Carmen R. Hornillo

Incluso pequeñas empresas, cuya capacidad financiera es mínima, que dedican su actividad a fines tan  relevantes como es la limpieza de los colegios, se le deben más de 1 millón de euros.

Desde el PP temen las consecuencias de la desconfianza que ha generado un equipo de gobierno “que no conoce el verbo pagar”, la responsabilidad de un buen gobierno municipal en este sentido, y según los criterios del PP de Alcalá de Guadaíra, es gestionar eficientemente el dinero público, porque este dinero “sale de los impuestos de todos los alcalareños” y el crecimiento de la ciudad debe ser en orden a la sostenibilidad, “no se pueden hacer obras para luego no tener dinero para mantenerlas, equiparlas e incluso ponerlas en funcionamiento”.

A %d blogueros les gusta esto: