• “Recomiendo a Gutiérrez Limones que atienda a todos los ciudadanos sin excepción, es un principio básico del gobernante” según la Portavoz Popular Mª Carmen R. Hornillo.
  • El ansia del ejecutivo socialista en buscar cuatro euros, deja a los vecinos de un barrio sin aparcamiento durante los días de feria.

El Partido Popular, que ya se hizo eco de las protestas de los vecinos del barrio de la Plaza de Los molinos en el Pleno Municipal de julio de 2011, vuelve a intentarlo en el próximo Pleno Ordinario de esta semana ante las numerosas solicitudes recibidas por la Portavoz Popular de los ciudadanos de esta zona.

Las deficiencias detectadas en el barrio son, entre otras, la falta de limpieza ya que, debido a la existencia de un parque infantil con arenero para los niños, provoca que toda la plaza esté continuamente llena de arena y grava, a lo que se le suma un deficiente mantenimiento de papeleras y jardines, encontrándose estos últimos repletos de excrementos de perros, por ello desde el PP, se insiste una vez más en la necesidad de instalar una zona para uso exclusivo de animales, más conocido como “pipican”, sustituir la grava del parque infantil por suelo de caucho e incrementar la vigilancia en la plaza para disuadir el vandalismo que deteriora el mobiliario urbano.

Todas estas reivindicaciones, que ya se expusieron hace un año al ejecutivo socialista, obtuvieron la respuesta del Delegado de Urbanismo de que precisaban para su cumplimiento “el consenso de los vecinos”, pues bien, “se puede decir más alto pero no más claro” una concentración de vecinos así se lo ha recordado al equipo de gobierno, “recomiendo a Gutiérrez Limones que atienda a todos los ciudadanos sin excepción, es un principio básico del gobernante que quizá en tantos años se le haya olvidado” según la Portavoz Popular Mª Carmen R. Hornillo

Por otro lado, este grupo de vecinos que aseguran “llegarán hasta donde tengan que llegar”, han sumado a sus pretensiones anteriores lo que entienden como “una falta absoluta de consideración” por parte del gobierno local ya que, por el ansia del ejecutivo socialista en buscar cuatro euros, deja a los vecinos de un barrio sin aparcamiento durante los días de feria.

Según han afirmado a la edil popular este grupo de propietarios de la zona, entre las calles que circundan sus viviendas, existe una zona de aparcamientos abierta al público todo el año, pero que en los días de feria, los responsables del Ayuntamiento cierran dicho espacio limitando el acceso al mismo mediante un abono que los interesados deben costear, obligando de esta forma a los inquilinos de las viviendas cercanas, a buscar aparcamiento no sólo en calles extremadamente alejadas, al final de la Avda. Sta Lucía, sino incluso en otros barrios de la ciudad debido a la saturación de la zona en los días de feria, otro inconveniente más que se suma a todos los que estos días tienen sufrir estos vecinos.

“Como gota que colma el vaso”, este grupo de vecinos han asegurado a los responsables del PP, que en años anteriores, el uso real que se hace de esta zona de aparcamiento por parte del Ayuntamiento, no supera la decena de vehículos cuando la capacidad total supera la centena, por ello quieren proponer al ejecutivo, y el Partido Popular los secunda, que se reserven aquellas plazas que se hayan adquirido mediante abonos e incluso las 10 o 15 que los propios dirigentes del Ayuntamiento quieran usar particularmente o regalar a terceros, y el resto se permita el acceso a los vecinos cuyas viviendas se encuentran en la zona para estacionar el vehículo donde mismo lo hacen el resto del año.