El Grupo Popular en la Diputación Provincial de Sevilla ha apoyado la vertiente supramunicipal de la séptima edición del Plan Supera, que redestina los excedentes presupuestarios de la institución provincial a obras promovidas por los ayuntamientos y políticas territoriales, en este caso con 23,57 millones de euros para obras en carreteras, mejoras en el servicio provincial de bomberos, proyectos de administración electrónica y nuevo mobiliario y maquinaria en las localidades.

Merced a la liquidación del presupuesto de la Diputación de Sevilla correspondiente a 2018, que se elevaba a 430,65 millones de euros, la institución provincial promueve una séptima edición del Plan Supera, que aprovecha los excedentes presupuestarios de la institución para reinvertirlos en obras acometidas por los ayuntamientos y proyectos y estrategias de la propia Diputación para políticas territoriales.

En ese sentido, y siempre con la base de la liquidación del presupuesto provincial de 2018, la séptima edición del Plan Supera se divide en 30 millones dedicados a las obras que decidan los ayuntamientos de cada unos de los municipios sevillanos, y 22,8 millones de euros para actuaciones supramunicipales, como mejoras en las instalaciones de la propia Diputación o carreteras de la red secundaria, por ejemplo.

A tal efecto, el pleno de la Diputación correspondiente al pasado mes de marzo aprobaba inicialmente y por unanimidad el plan de cooperación con ayuntamientos y entidades locales autónomas (ELA) que sustenta las inversiones a acometer con cargo a los 30 millones de euros de la liquidación del presupuesto de 2018 reservados a los ayuntamientos, aprobando después y por vía de urgencia una modificación presupuestaria por el importe ya citado para habilitar el dinero necesario.

Ahora, este martes, la Diputación ha celebrado un pleno extraordinario que ha incluido principalmente la aprobación inicial de la vertiente del citado plan relativa a los programas municipales específicos y los programas supramunicipales, es decir las inversiones a promover directamente desde la Diputación con cargo a la liquidación de su ejercicio presupuestario de 2018.

En el caso de los programas municipales específicos, se dividen en una línea para la dotación de mobiliario, maquinaria y enseres para espacios culturales, parques y zonas deportivas, y otra para la instalación de desfibriladores en espacios deportivos y culturales, contando en suma con 5,65 millones de euros.

Respecto a los programas supramunicipales, se dividen en 1,58 millones de euros para actuaciones en el patrimonio propio de la Diputación, 8,8 millones de euros para mejoras en las carreteras de la red secundaria pertenecientes a la Diputación, 3,92 millones de euros para el servicio provincial de Prevención y Extinción de Incendios y 1,35 millones para inversiones en nuevas tecnologías para políticas de administración electrónica, sumando todas estas líneas 15,65 millones de euros.

El diputado del PP Alberto Alberto Sanromán ha dado la “bienvenida” a las inversiones programadas para las carreteras o el servicio de bomberos, ha señalado que los ayuntamientos cuentan con “plazos muy cortos” para hacer sus peticiones de inversiones respecto a los programas municipales específicos coincidiendo precisamente con las elecciones municipales y la renovación de las corporaciones locales, pues para hacer las solicitudes para el mobiliario el plazo arranca el 1 de junio y acaba el 15 de ese mismo mes, mientras para los desfibriladores el plazo de solicitudes está fijado entre el 3 y el 17 de junio. A juicio de los populares, el planteamiento del programa debería haber comenzado “antes”.

A %d blogueros les gusta esto: