El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha subrayado la necesidad de realizar un “esfuerzo entre todos”, apuntando al propio Ayuntamiento, a la dirección de la empresa municipal de transportes Tussam y a sus trabajadores, con el objetivo de impulsar la compañía, ante la que defiende su viabilidad y su carácter público.

El alcalde hispalense ha visitado este jueves las cocheras de Tussam entre las 6,30 horas y las 7,00 horas, una franja horaria en la que se ponen en funcionamiento un total de 149 autobuses con el objetivo de atender la treintena de líneas existentes en la ciudad.

Así, señala que la visita pretende servir de apoyo a los trabajadores y a la dirección de la empresa, tras la aprobación esta semana por parte del consejo de administración de la empresa del plan económico y financiero que “ha de sostenerla”. “Tenemos que hacer un esfuerzo todos juntos, trabajadores, ayuntamiento y dirección de la empresa, para ser capaces de sacar hacia adelante a Tussam”, sentencia Zoido, que deja claro que la enseña de transportes es “viable”, contando con “recursos humanos magníficos”.

En este sentido, insiste en la necesidad de realizar un “esfuerzo” por la estabilidad laboral y para que el servicio se preste en condiciones de “eficacia y eficiencia”. Zoido ha lamentado la situación de la empresa en los últimos años ante la acumulación de “unas pérdidas importantes”, una situación ante la que el gobierno local ha tomado medidas como “el cambio de gerente, que ha desarrollado una relación de confianza con la plantilla, se ha atendido al comité de empresa cada vez que se ha necesitado para resolver dudas y se han realizado las transferencias necesarias para que los trabajadores puedan cobrar todos los meses”.

Además, ha recalcado se cumplirá con la “palabra dada” y que el Ayuntamiento realizará “un esfuerzo”, que también pide a los trabajadores, “para entre todos sacar adelante esta empresa tan importante para Sevilla”. “Lo dije desde el primer momento y lo mantengo como alcalde, el carácter público de Tussam es importante para mantener el servicio público de transporte y para garantizar el funcionamiento de la ciudad y la movilidad en todo el termino”, sentencia Zoido.

Por último, recuerda que el actual gobierno ha encontrado “muchas empresas” en situación de quiebra, como Giralda, o en causa legal de disolución, como Mercasevilla, situaciones ante las que el gobierno local se “esfuerza para reflotarlas y que los trabajadores cobren con regularidad”.

A %d blogueros les gusta esto: