El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha presidido este martes el acto de homenaje a los jubilados de la empresa municipal de transportes, Tussam, donde ha puesto de manifiesto la “ilusión, esfuerzo personal, disciplina, entrega a los demás, compañerismo sincero e identificación con la empresa”, unas características que ve necesarias para llevar a cabo la “nueva estrategia” de la compañía y que están siendo “revividas actualmente”, tras lo que ha dejado clara la “viabilidad” de una Tussam “de calidad y con los máximos niveles de prestigio”.

En su intervención, subraya que este año es “especial” ya que en septiembre se cumplen 125 años desde que se iniciaran las primeras líneas del tranvía de mulas, “que eran capaces de llevar hasta 18 viajeros, los predecesores del Servicio Municipal de Transportes Urbanos de Sevilla”. Además, recuerda que Tussam ha iniciado este año una “etapa totalmente renovada, con el firme propósito de reconducir los difíciles momentos vividos en la última década y, a pesar de las grandes dificultades del entorno actual, conseguirá asegurar su viabilidad como empresa pública que presta un servicio de calidad y con los máximos niveles de prestigio, a nivel nacional”.

Afirma que muchos de estos jubilados han sido “artífices” de la transformación de aquel Servicio Municipal de Transportes Urbanos a la moderna Tussam. “Hicieron todo esto y mucho más, aportando mucha ilusión, como la ilusión del primer empleo, pero mantenida hasta el último día de alta en la empresa, con esfuerzo personal, disciplina, entrega a los demás, compañerismo sincero y sobre todo, sintiéndose profundamente identificados e integrados con su empresa”, sentencia, tras asegurar que ese mismo espíritu es el que, “afortunadamente, está reviviéndose en esta nueva etapa que comienza gracias, una vez más, a la implicación de todos los que componen hoy en día el equipo de Tussam”.

Apuesta por conseguir su recuperación económica, la normalización de las relaciones laborales en el seno de la misma, la recuperación de viajeros que “poco a poco, pero con paso firme, se está consiguiendo y, sobre todo, la recuperación de la marca Tussam entre los sevillanos que se supo forjar en estos 125 años de historia”.

“Una magnífica labor que seguirá desarrollándose con eficacia y excelencia para seguir prestando en la ciudad un servicio público de calidad, como los sevillanos y ciudadanos se merecen. Entre todos y con el esfuerzo de todos vamos a seguir trabajando duro para que Tussam sea una empresa viable, eficaz y preste unos servicios excelentes”, concluye.

A %d blogueros les gusta esto: