El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, acompañado por el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento hispalense, Maximiliano Vílchez, han anunciado este lunes la recuperación y puesta en valor de las Naves del Barranco mediante la creación de un mercado gourmet, que abrirá sus puertas previsiblemente en verano de 2013 y dará empleo directo a unas 130 de personas durante su construcción y explotación.
Zoido ha apostado por recuperar este espacio, regenerando además la ribera del río Guadalquivir, zonas que se encuentran actualmente “abandonadas”, y que se convertirían en un “activo turístico y creador de empleo”. Así, el proyecto apuesta por la creación de un mercado de abastos con especialidades y “complementario” a los tradicionales por productos y por el modo de gestión.

El primer edil hispalense ha señalado que el proyecto se prevé aprobar en el Pleno de febrero con el objetivo de que salga a licitación en marzo, siendo la empresa adjudicataria la que redacte el proyecto definitivo, y las obras estén iniciadas en verano. Paralelamente, Urbanismo trabaja en cambiar la calificación del terreno de servicio de interés público social y cultural a servicio de interés público.

Así, se realizará la licitación conjunta de la explotación comercial del mercado y de las obras, que cuentan con un plazo de ejecución de aproximadamente 12 meses y una inversión de alrededor de 1,1 millón de euros. Durante la construcción, se espera la creación de una treintena de puesto de trabajo directo; mientras que en la explotación del entorno, para lo que se prevé un canon de alrededor de 200.000 euros al año, se apunta a un centenar de empleos directos y “muchos más” indirectos.

El mercado contará con terrazas en el exterior, que aprovechará el terreno existente entre las naves y el río, y 25 puestos, acomodados a la estructura de la nave, que dispondrá de un espacio central con un solo eje divisor de manera simétrica. También, se construirán estructuras bajo rasante para el desarrollo de cámaras frigoríficas y entreplantas para oficinas y demás servicios necesarios e incluidos en el propio proyecto.

“Se ofrecerá a los ciudadanos productos de calidad desde un enclave turístico entre Triana y el centro histórico al borde del río, creando riqueza y oportunidades de la mano de la iniciativa privada”, sentencia Zoido, que espera la presentación de diversas ofertas basadas en la “libre concurrencia y en la transparencia”.

A %d blogueros les gusta esto: