• Propone un “plan de empleo real” activando las ayudas y que crearía 3.500 empleos

20160422 AscensoresLa parlamentaria popular por Sevilla Alicia Martínez ha criticado el “calvario” que han pasado las comunidades de propietarios de vecinos de barriadas sin recursos para poder acceder a través de un “laberinto burocrático” a las ayudas para la rehabilitación edificatoria de viviendas de la Junta de Andalucía, que finalmente “sólo ha admitido un diez por ciento de las peticiones”, por lo que “ha dejado a unas 7.000 personas con escasos recursos sin ascensor”.

En rueda de prensa, Martínez ha criticado la “ridícula” resolución la Junta y ha mostrado su “preocupación” ante las “muchas necesidades” de los ciudadanos. Así, señala que, desde que el 15 de junio de 2015 se cerrara el plazo de presentación de solicitudes, el proceso “ha sido un calvario”, tras recordar que son las comunidades de propietarios de vecinos de barriadas sin recursos las que tienen que solicitarlo mediante un proceso que “nada tiene que ver con la promesa de agilidad de la Junta”.

Detalla que 240 comunidades de propietarios solicitaron la ayuda, aunque sólo se aceptaron 72 provisionalmente y 23 definitivamente, una resolución que se ha dado a conocer “hace unos días”. Por tanto, advierte de que esta cifra “no llega siquiera al diez por ciento de las solicitudes que se tramitaron”, lo que considera “muy decepcionante tras un año de espera”.

La ‘popular’ indica que esto ocurre porque el presupuesto de la Junta para la rehabilitación es “realmente pequeño”, con 1,4 millones en 2015 y otro tanto en 2016, una cantidad que considera “ridícula” para emprender obras de rehabilitación edificatoria, eficiencia energética e instalaciones de ascensores.

En este sentido, la parlamentaria explica que 217 familias en Sevilla no han tenido acceso a la ayuda y han visto desestimadas las ayudas, lo que supone “más de 7.000 personas con recursos limitados que se quedan otra vez sin poder colocar el ascensor”. Además, señala que “muchas de estas personas que viven en esas barriadas son mayores y se encuentran atrapadas en sus viviendas porque no tienen ascensores”.

Estima que en Sevilla existen alrededor de 80.000 viviendas sin ascensor, afectando a unas 240.000 personas. “Si el diez por ciento son discapacitadas o con problemas de acceso a su vivienda por su edad, serían unas 24.000 personas con dificultades graves, que necesitan, por ejemplo, para ir al médico llamar a una ambulancia para que la bajen de su casa”, alerta la parlamentaria, mencionando zonas como Alcosa, Los Pajaritos o Tiro de Línea.

A esto suma que la propia Junta “mantiene a sus viviendas de titularidad autonómica, unas 4.800 viviendas en la provincia, sin ascensor”. Por todo ello, propone un plan con el que “sólo con que la Junta activara las ayudas, habría un plan de empleo real con diez empleos con cada obra, lo que supone unos 3.500 puestos de trabajo del sector de la construcción sólo dotando de ascensores las viviendas de la Administración andaluza”.

Sin embargo, critica los “problemas de la burocracia” de estas ayudas de la Junta, “poniendo trabas y con trámites complejos”, mientras que advierte de que “no ha habido revisión de expedientes ni plazos para rectificaciones o subsanaciones”, algo que le parece “increíble”.

Estas ayudas eran para 2015 y 2016, pero Martínez insiste en que “aún no se ha invertido ni un solo euro”. “Éste es el ritmo de ejecución de la Junta de Andalucía”, sentencia, incidiendo en que antes del 31 de diciembre tienen que estar fiscalizada la convocatoria de 2016, por lo que exige que saque la orden urgentemente y amplíe la dotación en la provincia.

“Es un nuevo fracaso porque la presidenta de la Junta, Susana Díaz, constantemente habla del derecho a la vivienda, de la accesibilidad y de las personas más vulnerables, pero lleva nueve años sin convocar ayudas para la rehabilitación edificatoria para la instalación de ascensores. Es la parálisis total de la Junta en vivienda, que por no tener no tiene ni siquiera aprobado un plan de vivienda”, concluye.