El secretario general del PP de Sevilla y portavoz popular en la Diputación de Sevilla, Eloy Carmona, ha calificado los presupuestos planteados por la institución provincial como “insolidarios, antisociales, con poca inversión para ayudar a la creación de empleo y que miran hacia otro lado ante la asfixia” de los ayuntamientos. Además, ha defendido el “compromiso” del Gobierno central con la provincia, indicando que el 65 por ciento del presupuesto es aportado por el Estado, quien aumenta casi un 20 por ciento la aportación del Fondo Complementario de Financiación hasta los 195,9 millones y transfiere cuatro millones de euros más del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

En rueda de prensa, Carmona advierte de que el propio presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, indica en el texto de la memoria presupuestaria que “lo más destacable es el importante incremento de la aportación del Estado, tanto por la cesión de impuestos, como por el Fondo Complementario de Financiación”. Así, ha insistido en la apuesta estatal por Sevilla al aportar 228 de los 356 millones del presupuesto, un dinero que Villalobos “no se gastará en inversiones”.

En este sentido, el portavoz ‘popular’ reconoce que la Ley de Estabilidad Presupuestariaa marca como máximo el aumento del 1,7 por ciento del techo de gasto no financiero y que se ha de destinar el doble de fondos a cubrir por anticipado la deuda con los bancos, una cuantía que pasa de 33,6 millones de euros en 2012 a 66,8 en 2013. Sin embargo, subraya que la Diputación “tiene la deuda que ha querido tener, fruto de su gestión que no se adecuaba al equilibrio presupuestario”.

Además, advierte que de los 8,2 millones de los 12 millones en total para los planes provinciales que “Villalobos dijo que se realizarían en 2012, en el presupuesto 2013 sólo aparecen 7,1 millones y el resto ha desaparecido”. “No es capaz ni de cumplir su compromiso”, añade.

A esto suma descensos de 859.000 euros para conservación de carreteras; de 756.000 euros en conservación de servicios públicos y sostenibilidad; de 648.700 euros de ciudadanía, participación y cultura y de 25.000 euros de empleo e innovación. Explica que la ratio de inversión es de 28,1 euros por habitante, “lejos de los 60 euros que se ponían sobre la mesa hace años, lo que lleva a menos empleo relacionado con la obra pública”.

En materia de empleo, critica el descenso de 1,4 millones, alcanzando los 35 millones en total, de los que asegura que la práctica totalidad se destinan al Plan de Fomento del Empleo Agrario (Pfoea), mientras que “sólo” tres millones de euros son programas propios de la institución provincial, lo que asegura demuestra que “no hay política de apoyo a los desprotegidos”. Añade también descensos en las aportaciones a Andalucía Orienta, en el plan de inserción laboral de empresas simuladas o el programa Proempleo, “con dos millones menos”.

Sobre el Área de Cohesión Social e Igualdad, dice que cuenta con diez millones más, de los que la mitad corresponden al Programa Especial de Urgencia Municipal (PEUM), “con la misma dotación que en años anteriores, pero que antes no constaba en el presupuesto”. Carmona señala que la Junta aporta 6,4 millones más para la dependencia, pero “a costa de reducir su aportación en otros asuntos”, apuntando al área de inmigrantes, temporeros, personas de etnia gitana o abuelas cuidadoras, además de infraestructuras turísticas o deportivas. “Lo que la Junta da con una mano, lo quita con creces con la otra”, señala.

PRODETUR, CASA DE LA PROVINCIA Y SEVILLA ACTIVA

En este contexto, ha asegurado que “sobran” la Casa de la Provincia, Prodetur y Sevilla Activa, al afirmar que constituyen “el gasto superfluo que se paga con dinero de todos”. Así, explica que la Casa de la Provincia destina el 43 por ciento de su presupuesto a personal, alrededor de 400.000 euros, de los que 143.000 se destinan a pagar salarios del vicepresidente y del gerente de la entidad; mientras que en Prodetur indica que siete millones van a personal, el 73 por ciento del total, mientras que otro 20 por ciento es para gasto corriente, como lo que alerta de la “pocas” acciones culturales o turísticas que se pueden llevar a cabo con los montantes que restan.

Igualmente, considera que Sevilla Activa “sobra”, al destinar 1,7 millones a personal, el 47 por ciento del total, mientras que otro 13 por ciento es para gasto corriente; algo a lo que suma que “tiene una media de 20 viviendas al año durante los últimos ejercicios”. “En esta situación, hay que añadir un sin fin de ayudas a patronatos y mancomunidades que también sobran”, sentencia.

NUEVO MODELO DE GESTIÓN

Carmona asegura que Villalobos ha de buscar nuevas fórmulas y proponer un nuevo modelo presupuestario, teniendo en cuenta que la Diputación “lleva 30 años con el mismo modelo, asumiendo competencias impropias y con duplicidades”. Así, recalca que este impulso debe ser liderado por Villalobos, que tendrá al PP “de su lado” si lo pretende llevar a cabo, pero que “no nos encontrarán si lo que se sigue es jugando en beneficio de su partido”.

El secretario general del PP de Sevilla ha insistido en que Villalobos se estrenará como presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) “recortando inversiones en Sevilla, en empleo y en política social”, por lo que asegura entrará “con la alfombra roja, pero de los números rojos”. “Quien no lo conozca, que lo compre”, sentencia, tras lamentar que la FAMP se convierta en “campo de batalla del PSOE” y que Villalobos sea, en su opinión, “una marioneta dirigida por su partido”.