El PP de Sevilla ha alertado de que la “nefasta” gestión del alcalde de Huévar del Aljarafe (Sevilla), el socialista Rafael Moreno, está llevando a las arcas municipales a la “más absoluta ruina y pone en peligro la prestación de los servicios esenciales para los vecinos”. Así, alerta de que el Consistorio gasta un “160 por ciento más” de lo que tiene, con un presupuesto de 5,4 millones y un remanente negativo de 8,6 millones, y exige explicaciones sobre el empleo del dinero consignado para Seguridad Social, habidas cuentas de que existe una deuda con la citada entidad de 7,7 millones.

Estos datos han sido expuestos este lunes en rueda de prensa por la parlamentaria nacional del PP por Sevilla María Eugenia Romero, acompañada por la diputada provincial Virginia Pérez, y la portavoz del PP de Huévar del Aljarafe, María Eugenia Moreno.

Así, Romero ha informado de que el PP solicitará Pleno un extraordinario en Huévar para conocer el estado de las cuentas y “empezar a poner soluciones” ante lo que califica como un “monumento al chanchullo, al despilfarro, a la irresponsabilidad y a la falta de respeto a los vecinos”.

Explica que en 2011 Huévar tenía 815.000 euros de deuda de créditos y por acreedores, a lo que suma los 1,5 millones solicitados para hacer frente al plan de pago a proveedores, acumulando una deuda a 31 de octubre de 2012 de 7,7 millones con la Seguridad Social y una cuantía similar con Hacienda. Además, apunta a los 1,8 millones que pidió al Opaef, por lo que se le retienen 40.000 euros mensuales.

Romero no entiende además cómo una localidad de “menos de 3.000 habitantes puede tener más de 400 empleados”, lamentando que “no paga la Seguridad Social de sus trabajadores”, por lo que se pregunta “dónde está el dinero para esos pagos que sí viene consignado en el presupuesto como masa salarial completa”. Detalla que entre 2006 y 2007 se llegó a tener 400 trabajadores, la “mayoría familiares o afines al PSOE, elegidos a dedo” y arrastra impagos de seis nóminas a los trabajadores municipales desde 2010.

“Ahora tiene una plantilla de unos 150 trabajadores e hizo un plan de ajuste por el pago a proveedores, pero sigue contratando a dedo”, advierte, mencionando que el Ayuntamiento pasó de tener 195 empleados en 2011 a 246 en 2012, a lo que suma una plantilla “denominada otro personal con 180 personas contratadas a dedo”.

Igualmente, critica que “no haya presentado” las cuentas “ni en la Comisión General de Cuentas desde 2007”, siendo las últimas aprobadas las de 2008, que “serían después anuladas por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA)”. “Ha llevado al borde del colapso al municipio, pero el alcalde sigue en su huída hacia adelante acumulando más y más deuda”, subraya, incidiendo en que el dinero de los vecinos “no está para que siga con su fiesta y su despilfarro y debe dejar de asfixiar a los vecinos”.

A %d blogueros les gusta esto: