El parlamentario andaluz y portavoz popular en la Comisión de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Miguel Ángel Arauz, ha mantenido una reunión con agricultores y ganaderos de Carmona en la que ha garantizado que el sector sevillano percibirá las mismas ayudas durante los próximos siete años gracias a las negociaciones llevadas a cabo por el ministro Arias Cañete sobre la nueva Política Agraria Común (PAC).

Además de asegurar que los agricultores y ganaderos de la provincia de Sevilla recibirán 318 millones de euros, Arias Cañete ha logrado eliminar la propuesta del PSOE de Zapatero de la tasa plana de 100 euros por hectárea que supondrían una pérdida del 30% para Andalucía y la ruina del campo andaluz.

En el encuentro, en el que también han participado el delegado municipal de Agricultura del Ayuntamiento de Carmona, Alberto Sanromán, y el portavoz del PP en el Ayuntamiento de El Viso del Acor, Fernando Rueda, se ha desvelado que las cifras que argumenta el PSOE de Sevilla sobre la PAC no son ciertas y que lo único que pretenden los socialistas es alimentar una ve más la confrontación directa con el Gobierno central.

Arauz ha detallado que nuestra región nunca se verá discriminada respecto a otras comunidades autónomas, teniendo en cuenta el modelo de regionalización de las ayudas; un modelo que precisamente la propia Junta de Andalucía ha apoyado en las conferencias sectoriales de Agricultura celebradas en 2013 y 2014.

En cuanto a las ayudas acopladas, que son aquellas dirigidas a sectores en riesgo o con menos rentabilidad económica, se ha destacado que el 90 % de estos fondos irán dirigidos a la ganadería y al sector de la remolacha y el arroz, entre otros, todos ellos representados en la provincia de Sevilla.

No se entiende por tanto las críticas del PSOE, cuando Andalucía es la región más beneficiada por estas ayudas y sin que los socialistas hayan propuesto a que sectores beneficiados por estas ayudas hay que excluir para proponer a otros.
En cualquier caso, el ministro Arias Cañete ha establecido un período transitorio hasta 2016 para realizar los estudios necesarios para analizar que otros sectores podrían cumplir los requisitos de la Unión Europea e incorporase a estas ayudas, como el olivar en pendiente y el olivar en verdeo.

En cuanto al desarrollo rural, Andalucía sale claramente beneficiada respecto a otras comunidades gracias a los criterios establecidos por el ministro y que permitirán que nuestra comunidad reciba 1.906 millones de euros. Ahora es el turno de la Junta de Andalucía la que tiene que ejecutar ese presupuesto y dinamizar la viabilidad de los sectores agrícolas y ganaderos.

A %d blogueros les gusta esto: