• Asegura que las bases presentadas por la Corporación provincial “son contradictorias, generan inseguridad jurídica y pueden provocar indefensión y trato discriminarlo” a los ayuntamientos.
  • Los populares proponen que sólo el remanente inferior al 10 por ciento se pueda repartir mediante resolución del presidente, siempre en caso de necesidad o urgencia y únicamente para planes de inversión o generadores de empleo.

El Grupo Popular en la Diputación de Sevilla ha presentado una reclamación para la modificación de las bases de ejecución del presupuesto de 2012, en exposición pública actualmente, en la parte relativa a los anticipos reintegrables con el fin de “evitar la posible arbitrariedad de su reparto y la falta de control que le permitiría al presidente de la institución provincial el texto inicial presentado por ésta”.

Los populares argumentan que el expediente de las bases de ejecución propuesto por la Diputación “generan inseguridad jurídica” por la “contradicción” que supone que por un lado se especifique que “los anticipos reintegrables están sujetos en todos los casos a convocatoria pública”, y por otro que “puede haber casos excepcionales”, situación que provoca que “el presidente de la Corporación provincial pueda usar de forma arbitraria estos fondos”.

La reclamación del Grupo Popular entiende que “de persistir esta contradicción en la redacción, se podría provocar indefensión y trato discriminatorio a los posibles beneficiarios del fondo”.

El diputado provincial del PP de Sevilla, José Leocadio Ortega, ha señalado que el texto propuesto por el PP en su reclamación “corrige estas contradicciones” a la vez que “dota de las debidas garantías al proceso, ya que tal y como propone nuestra modificación, la excepcionalidad queda recogida y regulada en las propias bases”.

“Si los socialistas tienen voluntad de garantizar todo el proceso y no dar pie a dudas sobre su gestión al frente de la institución provincial, no tendrán ningún reparo en aceptar nuestra reclamación, por lo que así esperamos que suceda”, ha manifestado Ortega.

Concretamente, el Grupo Popular propone por un lado que “la concesión de los anticipos reintegrables esté sujeta a convocatoria pública donde se especifique el objeto, los requisitos para ser beneficiario, la cuantía, su destino y los plazos y condiciones para su reintegro”.

Por el otro, propone que “si una vez hecha la distribución quedara un remanente del 10 por ciento o superior, se proceda en los mismo términos que lo anterior, y que sólo si el remanente resultase inferior al 10 por ciento de los fondos reintegrables de la Diputación se pudiera destinar en casos de urgencia o necesidad a inversiones o planes generadores de empleo en los municipios mediante resolución del presidente de la Corporación o firma de convenio”.

A %d blogueros les gusta esto: