El PP de San Juan de Aznalfarache ha reclamado al Ayuntamiento crear una zona verde y de esparcimiento los terrenos donde se celebra la feria del municipio como “alternativa” a las “especulaciones” del equipo de gobierno, que a través de la adaptación parcial al PGOU de las normas subsidiarias pretende crear aquí un hotel, un centro comercial y 60 viviendas.

Para ello, los populares han presentado diez alegaciones a esta adaptación del Ayuntamiento, en las que, además de señalar su propuesto e indicar de la falta de justificaciones técnicas en el plan presentado por el Consistorio, alertan de que los suelos de este lugar “son inundables” por su cercanía con el río Guadalquivir.

La portavoz del PP sanjuanero, María Luisa Moya, ha alegado que su formación “no puede permitir que se siga especulando y apostando por el pelotazo urbanístico con el poco terreno que nos queda en nuestro pueblo”, al tiempo que ha señalado que “San Juan no cuenta con espacios verdes, a diferencia de los municipios que nos rodean y de la necesidad de éstos para los vecinos”.

“Desde el PP no vamos a ser cómplices de la cultura del ladrillo mientras San Juan carece de espacios verdes y zonas de ocio, mientras el PSOE continúa utilizando instrumentos de ordenación urbanística para parchear el municipio, ahora con una modificación a la adaptación parcial del PGOU, la cuarta en el último año,  que, además, se aparta de la sostenibilidad”.

“La incapacidad del gobierno municipal socialista de incorporar en nuestro municipio objetivos de sostenibilidad que permitan desarrollar la capacidad productiva  de nuestro pueblo, la estabilidad de los sistemas naturales, como el río, o mejorar nuestra calidad ambiental, nos demuestra que al alcalde  y a su equipo de gobierno sólo le interesa  al pelotazo urbanístico y que sigue apostando por el ladrillo en un municipio que ya está saturado.

Además, Moya ha advertido que “el equipo de gobierno incumple su compromiso de adhesión al programa Ciudad Sostenible y olvida que ninguna de las actuaciones urbanísticas que ha emprendido repercute en  la economía del municipio”.

“La arbitrariedad ejercida por el alcalde para construir  viviendas sin control alguno deja a descubierto una falta de planificación urbanística propia de un gobierno del PSOE al que no le importa el bienestar de los ciudadanos cuyos servicios mínimos no presta”. Por todo ello, los populares anunciaron en el último pleno que “en adelante no apoyaremos ningún proyecto más hasta que no tengamos PGOU, porque lo que estamos constatando es que el alcalde no consigue general empleo en nuestro pueblo con estas actuaciones”.

A %d blogueros les gusta esto: