• El portavoz popular defiende que las ordenanzas fiscales encuentren un equilibrio entre el sostenimiento de los costes de los servicios y no aumentar más la presión fiscal a los vecinos
  • Monge apuesta por una bonificación tributaria a las unidades familiares más necesitadas
Javier Monge

Javier Monge

El PP de Lebrija ha presentado sus propuestas para las ordenanzas fiscales del ejercicio 2013 con el objetivo de “buscar el equilibrio entre el sostenimiento de los costes de los servicios municipales y no aumentar aún más la presión fiscal a los vecinos de Lebrija”.

Así, los populares han defendido la congelación del impuesto de bienes inmuebles (IBI), el impuesto de vehículos y la tasa de recogida de basuras, por ser los tributos que mayor impacto tienen en las economías de las familias lebrijanas.

Paralelamente, se propone la creación de una bonificación del 20 por ciento en los tributos anteriores para las familias con alguno de sus miembros en paro y en la que la suma de las rentas de todos los integrantes de la unidad familiar, dividida por el número de miembros que la componen, no superen el 75 por ciento del salario mínimo interprofesional, que asciende a 481,05 euros, excluida la parte proporcional de las dos pagas extraordinarias; criterio idéntico al requerido para la percepción del Plan Prepara.

En este sentido, el portavoz del PP lebrijano, Javier Monge, ha señalado que “las cuentas municipales pueden y deben ser más austeras, porque con más de 5200 parados en nuestra ciudad, no se puede exigir a nuestros vecinos un mayor sacrificio cuando el esfuerzo de ahorro realizado por el Ayuntamiento, tiene todavía mucho margen de mejora”.

Monge ha recordado al gobierno municipal que “la difícil situación de las arcas municipales es responsabilidad del PSOE, ya que en cinco años ha multiplicado la deuda del Ayuntamiento, que actualmente supera los 32 millones de euros, siendo de las más altas de la provincia con 1.200 euros por habitante, y ha pedido austeridad para que no se haga pagar a los ciudadanos el despilfarro de la gestión socialista. Los ciudadanos necesitan más que nunca un Ayuntamiento bien gestionado y que se centre en ayudar a nuestros vecinos”.

Igualmente, Monge ha propuesto al Ayuntamiento que negocie con el órgano de recaudación de la Diputación de Sevilla, el OPAEF, la ampliación del fraccionamiento en el pago de impuestos, “para facilitar a muchas familias y vecinos, el cumplimiento de sus obligaciones tributarias”.

A %d blogueros les gusta esto: