• Enrique Naranjo: “No podemos tolerar que una persona inmersa en un proceso judicial como imputado, continúe ni un minuto más gestionando los intereses de los cantillaneros”
  • El PP espera que la alcaldesa actúe con responsabilidad hacia los cantillarenos y cese a su teniente alcalde si éste se niega a presentar su dimisión inmediata

Enrique Naranjo

El Partido Popular de Cantillana va a pedir en el próximo Pleno la dimisión del delegado de Festejos, Salud y Participación Ciudadana de IU, Antonio Maqueda, imputado por un presunto delito de omisión del deber y de prevaricación urbanística al no denunciar más de 100 construcciones ilegales.

El portavoz del PP en Cantillana, Enrique Naranjo, ha afirmado que “no se puede tolerar que una persona inmersa en un proceso judicial como imputado en un asunto tan alarmante como es la prevaricación, continúe ni un minuto más representando a nuestros vecinos y gestionando los intereses de los cantillaneros”.

“Esta persona de dudosa fiabilidad, hasta que haya una sentencia en firme del caso, no debe seguir ni un minuto más en el Ayuntamiento de Cantillana por su supuesta actuación al frente del Consistorio entre 2008 y 2011, la Fiscalía solicita al juez una condena de 8 años de inhabilitación y el pago de una multa de 3.600 euros”.

Naranjo va a pedir al actual teniente de alcalde e imputado por prevaricación que dimita, “dando muestra de valentía política y respetando a los cantillaneros, que no merecen que les gestione una persona de dudosa credibilidad y sospechosa honradez profesional”.

Según el fiscal, el acusado “no denunció” a las autoridades competentes, “como estaba obligado a hacer por su cargo” la construcción de más 100 edificaciones ilegales realizadas durante el tiempo que estuvo al frente de la Delegación de Urbanismo.

Las zonas donde se realizaron las construcciones ilegales estaban calificadas como suelo no urbanizable en especial protección, zona de la Vega del Gualdaquivir y de protección de complejos ribereños de interés ambiental de El Viar, y áreas de conservación prioritaria, todo ello de conformidad a las normas subsidiarias municipales.

Enrique Naranjo ha afirmado que “el señor Maqueda fue supuesto cómplice entonces de varios delitos junto al que fuera el alcalde socialista del municipio José Eduardo Reina, el concejal de Urbanismo, Enrique Barrera y el concejal Manuel Naranjo y ahora, años después del suceso, nada nos impide pensar como socios de gobierno y autores de un pacto de perdedores, PSOE e IU, no puedan volver a llevar acabo iniciativas ilegales y tomar decisiones perjudiciales para Cantillana”.

El PP va a pedir también que “en caso de que Antonio Maqueda, delegado de Festejos, Salud y Participación Ciudadana de IU, no quiera dimitir de su cargo, exigimos que sea entonces cesado por la alcaldesa socialista, como muestra de la transparencia y la dignidad de la clase política de Cantillana”.

A %d blogueros les gusta esto: