• La portavoz popular señala que las puertas del Ayuntamiento han amanecido cerradas a cal y canto imposibilitando a los empleados municipales ejercer su derecho a trabajar e impidiendo a los vecinos de ser atendidos
  • Magdalena Martín: “Las ideas se proponen, no se imponen. Por eso rechazamos la actitud del alcalde, que no es capaz de tratar a todos los vecinos por igual y utiliza la institución pública para sus intereses partidistas”.

El PP de Villaverde del Río ha denunciado que el alcalde de IU ha incumplido los servicios mínimos a los que obliga la ley al Ayuntamiento durante el día de huelga de hoy tras constatar que “las puertas del Consistorio han amanecido cerradas a cal y canto”.

Los populares han explicado que la ley obliga a los ayuntamientos a abrir sus puertas los días de huelga para garantizar que sus empleados puedan ejercer su derecho a trabajar y para que los vecinos tengan garantizada la atención básica por parte de los servicios municipales.

La portavoz del PP villaverdero, Magdalena Martín, ha rechazado la actitud del regidor de IU por “ir contra los vecinos y contra el respeto democrático”, ya que “los representantes políticos deberían respetar más que nadie la ley y velar de forma pacífica por los derechos de todos los ciudadanos”.

“El alcalde no respeta nada ni a nadie, ya que está utilizando la administración pública para imponer antidemocráticamente sus ideas, perjudicando con ello a todo el pueblo de Villaverde, ya que el Ayuntamiento no sólo está impidiendo a sus empleados ejercer su derecho a trabajar hoy, sino que además está vetando a los vecinos que lo necesitan de ser atendidos hoy”.

“Mientras nuestro pueblo sigue con los problemas que el equipo de gobierno municipal no es capaz de solucionar, el alcalde prefiere imponer sus ideas cerrando de cal y canto los servicios municipales mientras se va de piquete para intentar coaccionar a los comercios de la localidad, ya que tienen suficientes dificultades como para verse obligados sin querer a cerrar sus negocios hoy”.

“Las ideas no se imponen, se proponen. Por eso, el PP de Villaverde del Río rechaza rotundamente la actitud del alcalde comunista, porque no es capaz de tratar a todos los vecinos por igual y estar a la altura de la responsabilidad que ostenta, sino que se aprovecha de una institución pública para buscar sus intereses partidistas”.

A %d blogueros les gusta esto: