• La delegada de la Junta en Sevilla inició el proceso de una ayuda de 100.000 euros al Ayuntamiento cuatro días antes de que lo solicitara la alcaldesa del PSOE.
  • Tovar modificó el plazo de justificación para después de las elecciones municipales, al constatar que éste había finalizado sin que el PSOE hubiera justificado la subvención.
  • La ayuda iba destinada a reparar una fábrica de biomasa que no estaba construida y que tampoco era propiedad del Ayuntamiento.

El PP de Burguillos ha interpuesto una querella criminal por presuntos delitos de prevaricación y falsedad documental contra la delegada de Gobierno de la Junta de Sevilla, Carmen Tovar, y por presuntos delitos de fraude, malversación de caudales públicos y falsedad documental contra la exalcaldesa del municipio, Mariana Pérez (PSOE).

Esta querella se da en relación a la concesión de una subvención de 100.000 euros otorgada por Tovar al Consistorio en 2010, cuando estaba gobernando por los socialistas, y destinada a reparar una fábrica de biomasa que no estaba construida y que no era propiedad del Ayuntamiento.

Según han denunciado los populares, la delegada de la Junta inició el expediente para la subvención el 25 de marzo de 2010, cuatro días antes de que tuviera entrada en la Delegación de Gobierno de la Junta la solicitud de dicha ayuda por parte del Ayuntamiento.

“Además de esta supuesta irregularidad, se le suma también el fin para el que se pide la subvención, ya que la alcaldesa solicitó la ayuda de 100.000 euros a Carmen Tovar para reparar algunas instalaciones de una fábrica de biomasa que no sólo no estaba construida, sino que además no era propiedad del Ayuntamiento”, según ha explicado el portavoz del PP, Domingo Delgado.

A pesar de estas irregularidades, la Delegación provincial de Gobierno de la Junta concedió la ayuda el 15 de abril de 2010 y se estableció de plazo hasta el 1 de diciembre del mismo año para justificar el uso del dinero para tal fin.

Sin embargo, como apunta Delgado, “no se podía justificar el uso de una ayuda que se había concedido para algo que no existía”, y así pasó el plazo sin que el Ayuntamiento aportara justificación alguna.

Tras constatar la falta de la misma, Carmen Tovar modificó el plazo de justificación 20 días después de que hubiera finalizado, ampliándolo seis meses y evitar así tener que requerírsela al Ayuntamiento de Burguillos antes de las pasadas elecciones municipales.

Por todo ello, el PP entiende que “el dinero de la subvención pudo haber ido a pagar gastos corrientes y evitar un posible impago de nóminas a los trabajadores municipales previo a los comicios locales, con lo cual la Junta habría estado usando el dinero de todos los andaluces de manera presuntamente irregular para favorecer a un ayuntamiento gobernando por el mismo color político”.

El portavoz del PP y actual alcalde del municipio ha manifestado que “esta podría ser la razón por la que la Junta ha exigido ahora que gobierna el PP, y no antes cuando correspondía, la justificación de los 100.000 euros y el motivo por el que tampoco ha denunciado a la exalcaldesa socialista como debería haber hecho”.

A %d blogueros les gusta esto: