• Alicia Martínez: “Con la última orden aprobada por la Junta, el gobierno de Susana Díaz ha sustituido la ayuda a domicilio para los dependientes de Grado I por meros talleres de autonomía personal que además dependen de que sean puestos en marcha por los ayuntamientos”
  • El PP alerta que “Susana Díaz no solo vuelve a delegar en los ayuntamientos su responsabilidad, sino que pone en riesgo la atención de miles de sevillanos que necesitan estas prestaciones”
  • El PP de Sevilla reclama a la Junta que revierta este convenio y presentará mociones en los ayuntamiento para reclamar a la Junta que recupere la prestación a los dependientes de Grado I, sobre todo en los municipios más pequeños y sin medios”
Alicia Martínez

Alicia Martínez

El PP de Sevilla ha alertado que con la reciente orden aprobada por la Junta de Andalucía, habrá 18 mil sevillanos dependientes con Grado I a los que el Gobierno de Susana Díaz le ha sustituido el servicio de ayuda a domicilio por talleres de autonomía que además están a expensas de que sean convocados por los ayuntamientos”

La parlamentaria popular por Sevilla, Alicia Martínez, ha asegurado que “casi 18.000 personas dependientes de grado uno de la provincia de Sevilla no podrán contar con la ayuda a domicilio de la Junta de Andalucía, limitando su prestación a talleres de autonomía personal y prevención de la dependencia, talleres que además dependen de que los ayuntamientos los pongan en marcha”.

“La recién aprobada Orden de 22 de marzo de 2017, por la que se establece el marco de colaboración con las Corporaciones Locales para la prestación de los servicios de promoción de la autonomía personal y prevención de la dependencia a personas reconocidas en grado I, deriva la prestación del Servicio a los Ayuntamientos que soliciten la firma del Convenio con la Junta y a que lo hagan sólo en la modalidad de talleres. Pero además, habría que recordar que esto ocurre después de que Susana Díaz anunciara en febrero un Plan de choque de dependencia para incluir a los de grado I y lo que ha hecho es un invento para no darles respuesta”.

Así, la diputada ha señalado que el Gobierno andaluz estima que “lo más oportuno” para estos dependientes son talleres grupales de 15 personas, y “ni siquiera se hace cargo del traslado para la asistencia a los mismos ni de los espacios adecuados donde se puedan impartir”.

“Las personas valoradas en Grado I, tienen en la cartera de servicios dos prestaciones, que son la Ayuda a Domicilio y por otro lado los talleres. Sin embargo la mayoría prefiere la ayuda a domicilio, después de llevar años esperando esta prestación. En la provincia de Sevilla, de los casi 18.000 dependientes de grado I, 11.500 no tienen prestación vigente”.

Martínez ha alertado así que “con esta orden la Junta se desentiende y deriva a los ayuntamientos la prestación, con la dificultad que supone para muchos ayuntamientos, en especial los más pequeños, reunir a los dependientes en grupos de 15, organizar talleres, buscar los espacios para impartirlos”.

“Habrá casos en los que ni siquiera haya 15 personas y desde luego estas personas se quedarán sin la prestación del recurso, salvo que se planifiquen traslados a otros municipios, lo que no se prevé en la orden”.

Además, ha agregado, del problema que supone que las administraciones locales “tienen que adelantar el pago a las empresas adjudicatarias para la prestación del servicio”. “Una vez más estamos ante una improvisación de la Junta, y echar balones a los Ayuntamientos, del Gobierno andaluz, sin criterio, sin planificación ni sensibilidad con los pequeños municipios ni las personas que viven en ellos”, ha sostenido la diputada popular, quien ha acusado a la Junta de querer “ahorrar dinero en la prestación de servicios de la Ley de Dependencia”.

Este nuevo convenio que habría que firmar conllevaría, además, informar a todos los dependientes de grado uno para que demanden estos talleres “en sustitución de la ayuda a domicilio”. Tampoco existe consignación presupuestaria por parte de la Junta para reforzar el personal que lleve a cabo el convenio y que los trabajadores sociales que realizan los Planes Individuales de Atención (PIA) “sólo podrán prescribir para estas personas prevención y promoción de la autonomía”, es decir, los talleres.

“Existe temor de que las personas que tienen concedida la ayuda a domicilio se les modifique la prestación por un taller y hay mucha incertidumbre entre los dependientes”,

Por eso, desde el PP de Sevilla pedimos al Gobierno andaluz que “mantenga las resoluciones de Ayuda a Domicilio a las personas que están valoradas y que retire este Convenio que impide que se produzcan nuevas resoluciones de ayuda a domicilio a quienes realmente lo necesiten”.

“Y además, llevaremos mociones a los ayuntamientos para reclamar a la Junta que recupere la prestación a los dependientes de Grado I, tal como se establece en cualquiera de las dos prestaciones de la Carta de Servicios, sobre todo en los municipios más pequeños y carentes de medios”.