La vicesecretaria de Economía y Empleo del PP de Sevilla, María Eugenia Romero, ha participado en una reunión entre los trabajadores de la planta de Puleva de Alcalá de Guadaira, sindicatos y partidos políticos. Durante la reunión, la dirigente popular ha afirmado que es necesario analizar si la empresa ha recibido subvenciones y si éstas estaban vinculadas a un compromiso de mantenimiento en la zona. Así, ha asegurado que ante estas situaciones las administraciones “deben estar unidas para que el tejido industrial no se desmantele como está ocurriendo poco a poco”.

“Firmamos un convenio diciendo que todos nos íbamos a implicar en el mantenimiento y ahora 70 familias se ven con este problema. Hay que apostar por la industrialización y las nuevas empresas, pero también mantener la agroindustria existente”, recalca, dejando claro que “hay que luchar y el PP hará todo lo que esté en su mano para que se mantenga”.

Según Romero, hay que negociar con la empresa y hacerle un llamamiento para que “compruebe que la producción está bien en Sevilla, con una zona bien conectada”.

A %d blogueros les gusta esto: