La Demarcación de Andalucía, Ceuta y Melilla del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (CICCP) advierte que unos 200.000 vecinos de la provincia de Sevilla no depuran sus aguas residuales o no tienen los requisitos de calidad exigidos por la Directiva Europea. Así se lo ha trasladado el Decano de la Demarcación, José Abraham Carrascosa Martínez, al Partido Popular en una reunión de seguimiento con la Vicesecretaria de Política Institucional del PP-Sevilla y parlamentaria andaluza por Sevilla, Alicia Martínez Martín, con la que ha radiografiado el estado y las necesidades de las infraestructuras sevillanas.

Carrascosa Martínez ha denunciado que 34 de los 105 municipios de la provincia de Sevilla no depuran correctamente sus aguas residuales y ha instado a actuar con urgencia ante esta grave situación. En concreto, existen 28 proyectos de depuración pendientes de ejecutar por la Junta de Andalucía, que afectan a un total de 27 municipios que están vertiendo sus aguas residuales directamente a los arroyos. Como ha detallado el Decano, la mayoría son municipios de menos de 6.000 habitantes, pero también otros de la importancia de Lora del Río (19.407 habitantes), Cantillana (10.700 habitantes) o Tocina (9.592 habitantes). A ellos se suman otros siete municipios con sus depuradoras “en fase de implementación”, en obras de reparación o mantenimiento, y por tanto sin funcionamiento, como la del municipio de Carmona, que deja sin depurar correctamente en la actualidad las aguas de sus casi 30.000 habitantes.

En el caso de la capital y su área metropolitana, la red de depuradoras está prácticamente completa, “pero el resto de comarcas tiene todavía mucho camino por recorrer”, ha incidido el representante de los Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Andalucía, Ceuta y Melilla. Según ha enumerado Carrascosa Martínez, entre otras, faltan las depuradoras de La Campana, Cañada Rosal, Fuentes de Andalucía, La Luisiana y Marinaleda, dentro del Consorcio del Plan Écija; en el Huéznar restan las de Alcolea del Río, Cantillana, El Madroño, Los Molares, Tocina y Villanueva del Río y Minas; y ninguno de los municipios adscritos al Consorcio de Aguas de la Sierra Sur tienen depuradoras (Algámitas, Los Corrales, Martín de la Jara, La Roda de Andalucía, El Saucejo y Villanueva de San Juan). Faltarían por precisar las poblaciones en las que sus EDARs se han quedado obsoletas y no cumplen los estándares obligados de depuración.

El Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos ha recordado a la representante del PP sevillano que el Gobierno andaluz ha recaudado desde el año 2011, en un cálculo muy a la baja, más de 130 millones de euros a través del cobro de un ‘plus’ a los ciudadanos cada mes en su factura del agua, denominado ‘Canon Autonómico’, para financiar estas obras de saneamiento y depuración que no se han ejecutado.

El Canon Autonómico o canon de mejora de infraestructuras hidráulicas de interés de la Comunidad se estableció en la Ley de Aguas de Andalucía 9/2010 de 30 de julio, con carácter finalista, para financiar un programa de 300 obras de infraestructurasde depuración y saneamiento en la Comunidad, 28 de ellas en Sevilla, con las que cumplir la Directiva Europea (Directiva Marco del Agua de diciembre de 2000), que obliga a que todas las aguas de Andalucía estén depuradas a partir de 2015. Sin embargo, pese a contar con este colchón financiero, el Gobierno andaluz no ha hecho prácticamente nada y a los municipios le lloverán las sanciones de Europa. Es “imposible” que la Junta de Andalucía cumpla la normativa europea a menos de un año de 2015 y con todo por hacer, ha subrayado el Decano. Teniendo en cuenta que el plazo medio de licitación, adjudicación, redacción del proyecto de la EDAR y construcción supera los 20 meses, “ya no le queda tiempo”.

Carrascosa Martínez ha estimado que realizando sólo las obras de depuración que faltan en Andalucía, y para las que ya se ha recaudado de todos los andaluces parte de la inversión con el canon de vertido, se generarían 10.000 empleos en su ejecución y entre 1.300 y 3.000 empleos permanentes en las propias depuradoras, una vez estén en marcha. Estas cifras en Sevilla se traducirían en 1.000 nuevos puestos de trabajo durante la ejecución y entre 200 y 300 permanentes en las EDARs.

Infraestructuras necesarias en Sevilla

En un repaso por las infraestructuras pendientes en Sevilla, el Decano ha manifestado a Alicia Martínez el apoyo del Colegio al dragado del río Guadalquivir, que considera imprescindible para revitalizar el Puerto y la propia economía sevillana. Carrascosa Martínez ha matizado que habiéndose invertido casi 140 millones en la esclusa, resulta incompresible no llevar a cabo el dragado y culminar el proyecto.

En cuanto a las carreteras, el representante de los Ingenieros ha lamentado el “impresionante” deterioro de las vías no sólo en la provincia, sino en toda Andalucía, y ha insistido en la necesidad de priorizar las inversiones de conservación.

 

A %d blogueros les gusta esto: