El secretario general del PP de Sevilla, Eloy Carmona, ha advertido al presidente del PSOE sevillano que su partido en la provincia “es el foco de la corrupción en Andalucía donde se ha fraguado el mayor choriceo conocido en la historia de nuestra comunidad”, en relación al caso de los ERE fraudulentos de la Junta.

Carmona ha lamentado “la palabrería de Villalobos, un dirigente socialista que está en el sitio en el que está precisamente por haberse convertido en el refugio de los grandes saqueadores de nuestra provincia”, ya que “a nadie se nos olvida que el presidente del PSOE de Sevilla tiene entre sus filas a más de cien imputados y otros condenados, ni cómo ha hecho de la Diputación que gobierna un coladero con olor a potaje”.

“Si alguien tiene que dimitir aquí es precisamente Villalobos y la cúpula del PSOE sevillano, a quienes se les deberían caer la cara de vergüenza al ocultar y apoyar que militantes y afines socialistas dispusieran de 933 millones de euros que deberían haberse destinados a los andaluces en paro”.

Para el secretario general del PP sevillano, “Villalobos no tiene legitimidad ninguna para criticar aquello de lo que él y su partido son los máximos referentes”, al tiempo que ha señalado que el lugar que ocupa el presidente del PSOE “puede que esté muy seguramente dentro del potaje”.

Además, Carmona ha recordado que “Villalobos es quien ha hecho de la Diputación un cortijo en que el hace y deshace para beneficiar a los socialistas con el dinero de todos los sevillanos, y que utiliza como refugio para los dirigentes del PSOE que han lapidado los pueblos por los que han pasado, como los alcaldes de Guillena y Villanueva del Río y Minas puestos de asesores en la Corporación provincial”.

“Parece que al dirigente socialista se le olvida que uno de los ejemplos más claros de lo que no debe ser un político está precisamente en nuestra provincia y lleva la marca del PSOE, como fue el exalcalde de Burguillos, que, lejos de gestionar honradamente en su municipio, se dedicó a inventar aeropuertos y ‘perder’ el dinero de las subvenciones que nunca se ejecutaban para los fines que eran dadas”.

Por todo eso, Carmona ha invitado a hacer autocrítica al presidente socialista, “porque la corrupción que abandera el PSOE como práctica habitual no es sólo un mal en la política, sino un cáncer para toda la provincia de Sevilla”.

A %d blogueros les gusta esto: