foto RP AutonomosEl vicesecretario de Economía, Empleo y Sectores productivos del PP de Sevilla, Alberto Sanromán, y la diputada nacional María Eugenia Romero han presentado este lunes la campaña que comienza en la provincia, con encuentros informativos en los municipios y con colectivos de autónomos, para explicar las “ventajas y mejoras” que la nueva Ley de Autónomos conlleva para estos trabajadores, una normativa que contraponen a la Ley de Fomento del Emprendimiento, que se tramita en el Parlamento andaluz y que “supone una decepción para el sector”.

En rueda de prensa, Romero ha explicado que la normativa estatal viene a “extender y ampliar los beneficios” ya aprobados por el Gobierno de Mariano Rajoy en la pasada Legislatura y que desde febrero de 2013 “han dado excelentes resultados en términos de empleo y crecimiento económico a la provincia de Sevilla”.

Afirma que, con estas medidas y con las reformas económicas en la provincia de Sevilla “hay 21.768 parados menos que hace un año y 62.703 parados menos que desde que se iniciaron estas reformas en febrero 2013, reduciéndose la tasa de paro un 8,53 por ciento”. A ello, suma que hay 1.752 autónomos más que en junio del año pasado y 11.008 autónomos más desde que se emprendieron las medidas de apoyo al autónomo. “Estos 11.000 nuevos autónomos nos impulsan a seguir por el camino emprendido”, recalca.

La popular considera que el Gobierno está haciendo una “importante apuesta por los autónomos como pieza clave para la recuperación económica de la Provincia de Sevilla”. “Cualquier medida que se tome en favor de los autónomos es muy buena para Sevilla, prueba de ello son los resultados de las medidas ya acordadas, incide.

Así, detalla que, según los últimos datos disponibles, el año pasado se cerró con más de 39.305 autónomos que se acogieron a la tarifa plana de seis meses y 7.600 personas han firmado el nuevo contrato indefinido de apoyo a emprendedores y autónomos en la Provincia de Sevilla.

LAS NUEVAS MEDIDAS

Entre las nuevas medidas de la Ley, menciona el ampliar la tarifa plana, donde los autónomos que comiencen una “aventura” empresarial pagarán 50 euros a la Seguridad Social durante un año, algo que ya ha beneficiado a 40.000 sevillanos, y se reduce a más de la mitad de cinco años a dos el plazo para beneficiarse de la tarifa plana de 50 euros en los supuestos en que el autónomo se dio de baja y quiera reemprender la actividad. Además, esta tarifa plana se aplica a todas las autónomos que reinicien su actividad tras la maternidad y se bonifica en su totalidad la cotización a la Seguridad Social para trabajadores autónomos durante el descanso de maternidad, paternidad y adopción.

También, menciona que las altas y bajas de cotización serán efectivas el mismo día en el que se solicitan, con más bonificaciones para jóvenes y mujeres y creándose otras nuevas para contratar familiares de forma indefinida, se rebajan los recargos a la Seguridad Social durante el primer mes de retraso y se establecen deducciones fiscales del 20 por ciento de los gastos corrientes agua, luz, electricidad y teléfonos para los autónomos que trabajan en casa, entre otros.

UNA NORMA ANDALUZA “SIN SOLUCIONES”

En este marco, Sanromán ha asegurado que la norma de Rajoy “mejorará muy mucho” la situación del sector en la provincia, mientras que entiende que la ley que se tramita en Andalucía supone “una decepción para los emprendedores sevillanos, que necesitan ayudas”.

Explica que las microempresas en Sevilla son un 95 por ciento del total del tejido, con 113.000 empresas con menos de diez trabajadores y enfocadas principalmente al sector servicios y al comercio, a la par que insta a la Junta a actuar ante la “brecha importante” existente entre las mujeres y los hombres, ya que las primeras no llegan al 35 por ciento; ante el hecho de que el 70 por ciento mayor a los 40 años y el 86 no superan la base mínima de cotización.

Considera que la norma de la Junta llega “tarde y carece de propuestas, centrándose en resolver el problema que la propia Junta tiene con su estructura, Andalucía Emprende”. “Cero estímulo fiscal, sin medidas para la sucesión empresarial, para el relevo generacional, para la segunda oportunidad o relativas al mundo rural”, incide, tras dejar claro que el PP trabajará para que este proyecto de ley sea enmendado “porque no soluciona nada actualmente”.

“La Junta sólo pretende aguantar el sillón, aguantar el tirón y politizar las medidas que hay que concretar para estos sectores tan importantes”, sentencia, añadiendo que desde el PP se exigirá apoyo financiero concreto para llevar a cabo las medidas relativas a este sector.