Virginia Pérez

Virginia Pérez

La portavoz del grupo popular en la Diputación y secretaria general del PP de Sevilla, Virginia Pérez, ha exigido al portavoz en el Ayuntamiento y en la institución provincial de C’s, Javier Millán, quien ha pedido la supresión de estos entes supramunicipales, que sea “coherente y consecuente” y renuncie a su cargo en la Diputación “por ética y deje de cobrar de ésta”.

   “Cuando Ciudadanos consiguió un diputado, no dudo en ningún momento en decidir dejar de cobrar menos en el Ayuntamiento e irse a la Diputación, pese a que en esta última no cree ni trabaja”, ha subrayado Pérez, que le ha echado en cara que “desde luego no desprecia su sueldo a final de mes”.

   Pérez advierte de que el rumbo de Ciudadanos a nivel estatal es un “rumbo a ninguna parte y sin sentido, con una base política errática”. Ante ello, exige a Millán que sea “coherente y consecuente” y, si decide que las diputaciones han de ser eliminadas, ha de “renunciar a su dinero de portavoz, a su cargo, y quedarse en el Ayuntamiento”. En este sentido, le recuerda que, “según dicen los que son y eran sus compañeros en C’s, incluso públicamente y por las redes sociales, hasta se peleó y empleó malas artes para conseguir el cargo de la Diputación”, por lo que Pérez se extraña que ahora pida su eliminación.

   Tras defender el papel de la institución en el desarrollo de los pueblos menores, la responsable ‘popular’ ha indicado a Europa Press que parece “casi un insulto a la inteligencia” que Millán diga que no cree en las diputaciones provinciales y que quiere llevar una moción al Pleno del Ayuntamiento hispalense para proponer eliminar esa institución, algo que hace además “mientras cobra de esa misma Diputación”.

   “Creemos que C’s ha cogido el rumbo equivocado al ofrecer pocas, malas o ninguna solución ante una institución necesaria y que, además, funciona”, añade. Así, lamente la “brillante idea” de la formación naranja de pretender “eliminar los pueblos de menos de 5.000 habitantes,  de los que hay 40 en Sevilla, y además eliminar la Diputación, que precisamente coordina que se presten los servicios básicos adecuadamente en los pueblos de menos de 20.000, de los que existen 90 en la provincia”.