Mientras la Fiscalía investiga la supuesta no justificación de una ayuda estatal recibida por la extinta Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir cuando estaba presidida por el exalcalde socialista de Los Palacios y Villafranca Antonio Maestre, el vicesecretario de Organización del PP de Sevilla, Juan de la Rosa, ha recordado que los populares denunciaron en 2013 la gestión de esta administración avisando de que la misma afrontaba su liquidación sin justificar ayudas por valor de 5,4 millones de euros.

Juan de la Rosa ha apostado por la “prudencia” ante la nueva línea de investigación incoada por la Fiscalía de Dos Hermanas, ante la cual comparecía este pasado jueves como investigado el propio Antonio Maestre. El objeto de la investigación, la supuesta no justificación de una subvención estatal para cursos de formación y empleo, “coincide” no obstante con el contenido de la denuncia elevada a la Fiscalía por el PP allá por julio de 2013.

Y es que entre todas las anomalías denunciadas por el PP respecto a la gestión de la extinta Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, los populares prestaban especial atención a la supuesta no justificación de ayudas “de la Diputación, la Junta de Andalucía y el Estado”, por valor de casi 5,4 millones de euros. Los populares incluso ampliaron su denuncia a cuenta de subvenciones comunitarias cosechadas por la extinta mancomunidad y que tampoco habrían sido debidamente justificadas.

La subvención investigada por la Fiscalía de Dos Hermanas, a su juicio, sería “una de las muchas” ayudas pendientes de justificación cuando el grave colapso financiero de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir derivó en su posterior cierre, disolución y liquidación. “Mientras tanto, el PSOE sigue anclado en la pasividad, después de una mala liquidación o cierre en falso” de la institución, ha dicho.

 

En concreto, la investigación que promueve la Fiscalía gira en torno al destino de una subvención estatal concedida a la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, formada por once municipios de las provincias de Cádiz y Sevilla y ya disuelta y liquidada, para cursos de formación y empleo. Esta subvención habría sido concedida a la Mancomunidad cuando estaba presidida por Antonio Maestre y el Estado habría reclamado el reintegro de la misma al no quedar convenientemente justificada, supuestamente, la aplicación de la ayuda para el fin para el que fue otorgada.

El pasado mes de abril de 2014, recordémoslo, el pleno de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, marcada por un grave colapso financiero, aprobaba definitivamente su expediente de liquidación. El expediente en cuestión repartía entre los municipios de la Mancomunidad, siete de ellos de la provincia de Sevilla y cuatro de Cádiz, una deuda superior a los 42,6 millones de euros merced a su participación en la institución y otros aspectos como las deudas pendientes de pago entre los ayuntamientos y esta administración.

Tocaba así techo el conflicto derivado del colapso integral de esta institución que, a fecha de abril de 2013, contabilizaba un  pasivo global de 52.204.879 euros, si bien esta cifra se redujo con medidas como el compromiso de la Junta de Andalucía de asumir el coste del sellado de los vertederos de Utrera y Lebrija, pertenecientes a la mancomunidad.

 

A %d blogueros les gusta esto: