La parlamentaria del Partido Popular por Sevilla Alicia Martínez y el presidente de Nuevas Generaciones (NNGG) de Sevilla, Javier Portero, ha afirmado que la Junta de Andalucía tiene “aún sin adjudicar” las 139 viviendas de San Bernardo, en Juan de Mata Carriazo, “en alquiler para jóvenes y mayores, a pesar de que se encuentran incluso amuebladas”.

Martínez ha asegurado que están “terminadas hace más de un año y ya amuebladas, incluso con los colchones”, por lo que el PP pide que estas “viviendas para jóvenes se entreguen ya a los ciudadanos”. Insiste en que hay más de 12.000 sevillanos en lista de espera para acceder a una vivienda asequible y pide que se abra el proceso de adjudicación.

Así, se pregunta si “acaso la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, quiere adjudicar a quien ella quiera esas viviendas”, asegurando que las viviendas vacías que hay en Sevilla “son de la Junta de Andalucía”. Martínez considera que a Cortés “lo único que lo preocupa es ofrecer esas viviendas a los de la Corrala Utopía y no a los jóvenes” y exige “transparencia y celeridad” en la adjudicación.

Afirma que las viviendas contaban con unas zonas comunes, con gimnasio, salas de estar y hasta más de 469 plazas para vehículos y advierte de que la Junta pretendía “usar esos locales y los aparcamientos rotatorio, tras desvincular más de cien plazas de residentes”, como consecuencia de los “cambios legales que afectan a la promoción”, lo que considera una “contradicción” con lo que plantea la consejera.

La parlamentaria pide que los locales que están sin terminar sean finalizados y se pongan a disposición de estos alojamientos para prestar los servicios establecidos en el proyecto. “Hay un cero en gestión y en compromiso con Sevilla, tras el paso de tres presidente de la Junta y varios consejeros de este departamento desde que en 2003 se prometieran las viviendas en este solar”, añade.

En la misma línea, Portero asegura que se trata de un “atraco a mano armada” por parte de la Junta, a quien acusa de “mentir” a los jóvenes. “Los jóvenes llevamos once años esperando que se pongan en marcha estas viviendas”, agrega, lamentando que la presidenta andaluza, Susana Díaz, “siga sin responder”.

Tras afirmar que “ya no caben más excusas”, insiste en que se necesitan políticas que “respondan a los problemas reales, porque no es justo que inviertan más o menos de acuerdo al color político, un sectarismo que aplica día tras día en la capital”.

 

A %d blogueros les gusta esto: