El PP ha afirmado que se han producido en la provincia de Sevilla más de 13.000 ejecuciones hipotecarias como consecuencia de la “pasividad” de los gobiernos socialistas y de IU, según ha indicado la parlamentaria popular por Sevilla Alicia Martínez, quien ha pedido a la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, que “deje de sentarse con los desahuciados y les ofrezca soluciones reales, viviendas de la Junta o ayudas para complementar la cuota hipotecaria o la cuota del alquiler”.

Martínez ha realizado estas declaraciones tras mantener un encuentro, junto al vicesecretario de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Vivienda del PP de Sevilla, Fernando Rueda, con los miembros de esta vicesecretaría para analizar la situación de la vivienda en la provincia.

Así, asegura que “todo el PP trabaja en la misma dirección de solucionar este problema” y que la situación de los sevillanos es “complicada” porque la falta de empleo ha “agravado” la situación de las familias que tienen que pagar una hipoteca y el alquiler. Sin embargo, indica que “no es un problema nuevo” y que desde el 2008 hasta el segundo trimestre de este año se han producido en la provincia de Sevilla 13.267 ejecuciones hipotecarias, “casi el 19 por ciento de las casi 70.000 que se han producido en Andalucía”.

Subraya que se han producido “durante gobiernos socialistas de José Luis Rodríguez Zapatero y de Manuel Chaves y José Antonio Griñán en la nación y Andalucía”; mientras que el PP-A “en sólo un año ha aprobado dos decretos y una moratoria para los desahucios de las familias mas vulnerables”. “El PSOE, que hizo el amago de sentarse a negociar, finalmente apuesta por la confrontación y exige lo que nunca fue capaz de aprobar”, agrega.

Además, señala que en Andalucía la política de Vivienda es responsabilidad de IU que “igualmente no esta haciendo nada”, indicando que se “siguen ordenando desahucios” y que “una vez más vuelve a descargar a los ayuntamientos el problema”. Explica que Sevilla dispone de un parque de viviendas en alquiler de la Junta de Andalucía de aproximadamente 10.000 viviendas repartidas y que tiene una oferta de vivienda nueva en venta y alquiler propia de aproximadamente 1.100 viviendas en la provincia.

Por todo ello, pide a la consejera que “deje de sentarse con los desahuciados y les ofrezca soluciones reales, viviendas de la Junta o ayudas para complementar la cuota hipotecaria o la cuota del alquiler”. “IU se sienta con los bancos para arreglar sus problemas de partido pero tiene que firmar con los bancos acuerdos que beneficien a los andaluces. Le pedimos que cuente con los ayuntamientos para el nuevo Plan de Vivienda”, sentencia.

Así, señala que con el actual en 2010 la Junta concedió un 70 por ciento menos en subvenciones de rehabilitación que la media de los dos años anteriores, destinando en 2011 y 2012 “cero para programas de ascensores” y “contesta al Defensor del Pueblo que no hay disponibilidad presupuestaria en 20011 y 2012 para el programa de rehabilitación de edificios y viviendas”. “En el año 2011 y 2012, hay cero para transformación de infravivienda, para rehabilitación autonómica y para rehabilitación individualizada”, indica, tras apuntar a que del 2008 a 2011 “sólo hay 835 actuaciones de transformación de infravivienda en Sevilla”.

“El presupuesto de la Consejería es fiel reflejo de la pasividad de la Junta. Desde 2009 la política de vivienda ha caído un 71 por ciento 315 millones menos y el servicio de apoyo a la familia para el programa de ascensores ha caído un 58 por ciento, mientras muchos vecinos han pagado incluso proyectos para solicitar subvenciones para la instalación de ascensores en sus edificios y la Junta lleva años sin poner dinero a este programa”, concluye.