El Partido Popular de Sevilla ha afirmado que “la Junta ha sido incapaz de solucionar el problema de las viviendas irregulares del municipio sevillano de Morón”.

La parlamentaria del PP por Sevilla, Alicia Martínez, ha afirmado, tras una visita realizada a Morón junto con el candidato del PP, Toni Ramírez, que “este pueblo es ejemplo de la falta de voluntad de Susana Díaz con los afectados por viviendas irregulares”.

Martínez ha señalado que “ayer mismo se aprobó de forma provisional el PGOU al que además vamos a presentar alegaciones”.

“En este caso concreto de la barriada de El Piojo de Morón llevan años intentando regularizar la situación. Las vías pecuarias que pueden verse afectadas llevan años que no se actualizan, ni los mapas de riesgo de inundaciones, por lo que es una gran mentira cuyo resultado es la parálisis y la falta de respuestas a las familias moronenses”.

“El PSOE y Susana Díaz llevan años prometiendo regularizar las urbanizaciones pero la realidad es que en todos estos años no han hecho nada para poner fin a esta situación que supone un drama para los afectados”.

Asimismo, Martínez ha asegurado que “este tema ha sido siempre moneda de cambio en campaña electoral. Los ciudadanos deben saber que tanto PSOE como IU no han movido ni un solo dedo en su mandato por solucionar los problemas de estas familias, quienes siguen con la misma incertidumbre de si demolerán sus viviendas como ya están ocurriendo en otros casos”.

La parlamentaria popular ha recordado que “ya desde el PP pedimos en el Parlamento andaluz una reforma integral de la Ley del Suelo de Andalucía para facilitar la vida de las personas que quieran legalizar sus viviendas y reparar el daño medioambiental que se haya podido producir, aprobando una ley que solucione de una vez por todas el problema que no es sólo de las vecinos de Morón, sino que se repite en muchos municipios de Sevilla, como es el caso de Alcalá de Guadaira”.

“El PSOE no hace más que dar la espalda a las familias y no reconoce un modelo territorial que se ha ido forjando durante años, construyendo pequeñas casas de recreo donde escapar de la especulación inmobiliaria que ha consentido el gobierno andaluz, unido a la falta de cautela y control del urbanismo de los pueblos”, ha finalizado Martinez.

 

A %d blogueros les gusta esto: