La parlamentaria andaluza del PP por Sevilla, Alicia Martínez, ha denunciado el clientelismo político de la Junta de Andalucía en materia de vivienda, cuando se cumple un año del desalojo de la Corrala Utopía, y ha lamentado que “los okupas lleven todo este tiempo alojados en pisos privados pagados con dinero público, cuando hay miles de jóvenes a los que no se les paga las ayudas de fomento del alquiler”.

Martínez ha afirmado que “es inaudito que el gobierno andaluz esté pagando alquileres privados cuando es la mayor propietaria de viviendas en alquiler en Andalucía, la mayor inmobiliaria con más de 80.000 viviendas en Andalucía, de ellas la mayoría en Sevilla”.

En este sentido, la parlamentaria ha recordado que “los miembros de la Corrala rechazaron viviendas privadas que les ofrecía la entidad promotora del edificio que ocupaban, el Gobierno andaluz miró para otro lado y el PSOE se rindió ante el chantaje de IU. El método de la patada en la puerta fue aceptado por el bipartito, sentando un grave precedente y generando ocupaciones de vivienda en otros lugares”.

Mientras –ha añadido- “la Junta sigue manteniendo viviendas cerradas y vacías. La Agencia de Vivienda y Rehabilitación es la responsable de la gestión de las mismas pero ni PSOE ni IU han tenido interés nunca en gestionar adecuadamente el acceso y la permanencia en dichas viviendas”.

La parlamentaria del PP por Sevilla, ha recalcado que “esta es la forma de gestionar de la Junta, quien mientras paga ‘religiosamente’ los alquileres a los integrantes de la Corrala, no abona las ayudas al fomento del Alquiler a miles de jóvenes que las solicitaron y tampoco pagan a las agencias colaboradoras que participaron en dicho programa, a los que se les debe en su conjunto alrededor de 14 millones de euros”.

Alicia Martínez ha manifestado que “la Sr. Díaz debería estar avergonzada con todos los sevillanos por haber respaldado la falta de rigor, el sectarismo y el abuso de poder de la consejera de vivienda al entregar unas viviendas y ponerse del lado de unas personas que ocuparon ilegalmente un edificio”.

Martínez afirma que “lo más sangrante de todo esto es que ha sido una legislatura en blanco, en la que no ha habido un Plan de Vivienda para Andalucía, donde el anterior terminó en 2012, después de haber firmado con el Ministerio de Fomento el traspaso de fondos para actuaciones en esta materia”.

Por ultimo ha finalizado que “desde el PP vamos a presentar iniciativas para reclamar la aprobación inmediata del Plan de Vivienda, la resolución de las convocatorias que estén en marcha, y la participación en el Consejo de Administración de la empresa pública de la Vivienda, que está bajo sospecha, en los tribunales, para conocer de primera mano la gestión de la misma”.

A %d blogueros les gusta esto: