• El portavoz parlamentario del PP andaluz en el Parlamento de Andalucía visita La Puebla de Cazalla y Morón de la Frontera donde ha valorado “las políticas de la Junta de Andalucía, que con Juanma Moreno ha mejorado la vida de los andaluces en muy poco tiempo, un paquete de medidas que junto a los programas de nuestros candidatos será la unión perfecta que garantice el bienestar de los ciudadanos”
  • La presidenta del PP de Sevilla Virginia Pérez ha destacado que “el ejemplo de buen gobierno de nuestros alcaldes ha traspasado fronteras y son referencia para los candidatos populares dispuestos a aplicar medidas que funcionan”

El portavoz del Grupo Parlamentario del PP andaluz en el Parlamento de Andalucía, José Antonio Nieto ha manifestado este martes que “cuando gobierna el PP en los ayuntamientos, no deja a nadie atrás”.

Nieto, que ha visitado los municipios de la Puebla de Cazalla y Morón de la Frontera junto a los candidatos populares Alfonso Angulo y Toni Ramírez, respectivamente, ha destacado que “el mejor ejemplo de los efectos beneficiosos de las políticas del PP que repercuten directamente en los ciudadanos los encontramos en la Junta de Andalucía, en el gobierno andaluz de Juanma Moreno que en muy poco tiempo ha mejorado la vida de los andaluces, reduciendo las listas de espera en la sanidad, con un plan de choque en la educación para minimizar el fracaso escolar y bajando los impuestos; un paquete de medidas que junto a los programas municipales de nuestros candidatos a las alcaldías será la unión perfecta que garantice el progreso y el bienestar de los ciudadanos”.

Por su parte, la presidenta del PP de Sevilla Virginia Pérez ha defendido “la política social y sectorial como una prioridad para el Partido Popular” y ha subrayado que “el bienestar y el progreso tiene en los Ayuntamientos la marca de las políticas del PP, con reformas para la generación de riqueza, reducción del paro y medidas efectivas para los jóvenes y nuestros mayores”.

“El ejemplo de buen gobierno en nuestros ayuntamientos ha traspasado los municipios donde gobernamos y han servido de referencia para otros muchos candidatos del PP dispuestos a aplicar aquellas medidas que funcionan porque ningún ayuntamiento puede permitirse experimentos en la actual coyuntura ni continuar por la senda de las políticas fracasadas, la parálisis y la destrucción de empleo que caracteriza a los ayuntamientos gobernados por la izquierda. Ha llegado el momento del cambio y del progreso que vendrá de la mano de los alcaldes del Partido Popular”.

Por su parte, el candidato a la alcaldía de la Puebla de Cazalla, Alfonso Angulo, ha destacado que “seré el gran aliado de los emprendedores y todos aquellos que quieran aportar a nuestro pueblo, de todos los emprendedores, de los inversores y de los comerciantes. Tendré las puertas del Ayuntamiento y de mi despacho abiertas para quienes vengan a colaborar con el futuro de nuestro pueblo y con todos aquellos vecinos que necesiten apoyo o la solución a sus problemas”.

“Tengo un proyecto que no es un experimento. Es el fruto de muchos meses de trabajo, el resultado de muchas reuniones con colectivos de todo tipo y de escuchar a los vecinos y a los técnicos y estoy deseando aplicarlo porque son medias realistas, con los pies en el suelo, siendo consciente de las dificultades pero también las fortalezas de la Puebla de Cazalla y de sus vecinos”.

De su lado, el candidato popular a la alcaldía de Morón, Toni Ramírez, ha manifestado que “la ciudad no puede esperar un minuto más, no puede seguir perdiendo oportunidades, ni aguanta que un solo comercio más cierre la baraja, ni tampoco que un joven más haga la maleta y se marche por falta de empleo”.

“La burocracia dejará de ser un impedimento por lo que vamos a bonificar de inmediato las licencias de aperturas de nuevos negocios y vamos a implantar una ventanilla única para agilizar al máximo los trámites y que Morón vuelva a ser atractiva para los emprendedores y para los inversores. No se me ocurre mejor política social que la creación de riqueza y empleo”.

Ramírez, ha manifestado al respecto que “necesitamos un apoyo mayoritario de los moronenses para que, desde el primer día de mandato, desde la primera hora y el primer minuto, los esfuerzos estén centrados en revertir la situación bajando los impuestos a todos los vecinos, reduciendo el Impuesto de Actividades Económicas y favoreciendo la incorporación al mercado de trabajo de nuestros jóvenes con la reactivación del centro de empresas”.

Toni Ramírez ha afirmado que “además del empleo, mi obsesión son los barrios de la ciudad. Todos merecen atención, y los que han sido olvidados como si no existieran, volverán al mapa de la ciudad. La vivienda es un asunto prioritario, la limpieza, la seguridad y también los parques tan necesarios en determinadas zonas de Morón. Recuperaré el orgullo de sentirnos de Morón y me dedicaré, junto a mi equipo a aprovechar la confianza que me otorguen los ciudadanos para devolverles esa confianza multiplicada por diez”, ha concluido.

A %d blogueros les gusta esto: