20151104 consorcio bomberos copiaEl Grupo popular de la Diputación de Sevilla ha propuesto este miércoles crear un “consorcio provincial de bomberos” para superar el “desastre organizativo” que a su juicio padece el servicio provincial de extinción de incendios (Speis), donde sólo el 40 por ciento de sus efectivos son bomberos funcionarios y el parque móvil cuenta con vehículos “matriculados en los años 80”.

La secretaria general del PP de Sevilla, Virginia Pérez, acompañada de otros miembros del Grupo popular de la Diputación, ha denunciado el “desastre organizativo” que, según los populares, sufre el servicio provincial de extinción de incendios, del que forman parte todos los municipios a excepción de Sevilla capital y Dos Hermanas y que está coordinado por la Diputación.

   Para empezar, han recordado el problema implícito en torno a la figura del bombero voluntario. Y es que el Sindicado Andaluz de Bomberos (SAB), cabe recordarlo, es siempre especialmente beligerante con esta figura, dado que se trata de plazas de bombero encomendadas en muchos casos a policías locales o trabajadores municipales que, aunque con su correspondiente formación, asumen parcialmente las labores de bomberos, pero siempre sin haber participado en unas oposiciones específicas para una plaza de bombero funcionario.

   Mientras en noviembre de 2014 el Gobierno socialista de la Diputación contabilizaba en su sistema provincial unos 270 bomberos funcionarios profesionales, (35 sujetos directamente a la plantilla de la Diputación y 235 pertenecientes a los ayuntamientos adheridos al sistema provincial), y aproximadamente el mismo número de bomberos voluntarios o a tiempo parcial, el PP ha precisado que del total de 486 efectivos del servicio provincial de bomberos, 198 son funcionarios y los restantes 288 son “voluntarios”.

LA SIERRA NORTE

   “El sistema no puede estar apoyado en un 60 por ciento por voluntarios”, avisan los populares, según los cuales sólo nueve de los 26 parques de la provincia están íntegramente cubiertos por bomberos voluntarios y en la comarca de la Sierra Norte, los 106 efectivos adscritos a los parques de la misma son “voluntarios”.

   En ese sentido, han acusado a la Diputación de “desestimar” las reclamaciones de los bomberos voluntarios que quieren ver “reconocido” su papel en el plano laboral. “Es un sistema basado en la ilegalidad, porque no se cumplen las leyes de emergencia o de voluntariado”, avisan.

   Además, han alertado de que el parque de vehículos del servicio provincial de bomberos está “obsoleto”, con vehículos “matriculados en los años 80”, sobre todo porque este año, por ejemplo, la Diputación “ha ejecutado sólo el 40 por ciento del presupuesto de gastos” para el servicio provincial de bomberos.

   Dado que desde 2013 la Diputación tiene pendiente la aprobación de su segundo plan director de bomberos y el servicio lleva ya dos años “con un programa de transición”, Virginia Pérez ha propuesto crear “un consorcio provincial” de bomberos que aglutine todos los parques y efectivos a excepción de los de Sevilla y Dos Hermanas.

   Para ello, ha pedido crear “una mesa” de trabajo de los grupos políticos y técnicos de la Diputación, que asume este servicio en los municipios de menos de 20.000 habitantes, con los representantes de los municipios de más de 20.000 habitantes y los representantes sindicales de los bomberos, para que en 2016 estén “sentadas la bases” para hacer realidad dicho consorcio y dotarlo de “suficiente consignación presupuestaria”, dado que la provincia destina a este aspecto “14 millones” de euros al año frente a los 28 que dedica el Ayuntamiento hispalense.