favicon  El Grupo popular de la Diputación de Sevilla defenderá en el próximo pleno ordinario de la institución provincial, una moción destinada a reclamar a la Consejería de Salud que retire el acuerdo marco estipulado para la financiación y prestación de la atención infantil temprana, abordando de forma participativa un modelo de servicio “publico, universal y gratuito”. En paralelo, demanda que la Junta salde sus deudas con los centros que prestan dicho servicio.

   La secretaria general del PP de Sevilla, Virginia Pérez, y la diputada provincial Isabel Díaz han presentado este lunes, en rueda de prensa, esta moción que expone la situación de los servicios de atención temprana, destinados a prevenir posibles trastornos de desarrollo y atender a los niños y niñas, “aproximadamente 4.500” en la provincia de Sevilla, que los padecen o tienen riesgo de padecerlos. Estos niños, en ese sentido, requieren un apoyo específico que debe comenzar desde el inicio de su vida para conseguir los efectos positivos deseados.

   Entre los cero y seis años, estos niños y niñas venían siendo atendidos en Andalucía en los denominados Centros de Atención Infantil Temprana (CAIT), cuya financiación se realizaba por tres vías: “convenios con los ayuntamientos, subvenciones y conciertos con la Junta de Andalucía”, según las dirigentes populares.

   Pero a finales de 2014, según la moción del PP, “la Consejería de Salud decide fijar sólo una vía”, que no es otra que “la licitación del expediente del acuerdo marco” que establece las condiciones a las que habrán de ajustarse los contratos de gestión de los servicios públicos, en la modalidad de concierto, del servicio de atención temprana, mediante procediendo abierto.

“RECHAZO” DEL SECTOR

   “La decisión de la administración autonómica de suprimir el modelo actual y unificar la financiación eliminando subvenciones, mediante el acuerdo marco propuesto y al que necesariamente deben adherirse las entidades que quieran seguir dentro del sistema, ha sido rechazada de plano por la Plataforma de Atención Temprana de Andalucía, la Asociación de Terapeutas de Atención Temprana y un sinfín de asociaciones”, avisan las populares.

   Y es que “las familias ven peligrar la calidad de la atención recibida por los niños y niñas y el tejido social implicado en la atención temprana desembarca en este nuevo escenario en un contexto de asfixia económica provocada por las deudas que la Junta mantiene con ellas, dado que hasta marzo de este año no recibieron los fondos correspondientes a 2014 y del presente año aún no se les ha abonado nada”.

   Por eso, la moción del PP reclama que la Diputación Provincial de Sevilla medie para establecer los criterios que permitan mantener la prestación del servicio en condiciones de calidad de todos los centros de atención infantil temprana de la provincia de Sevilla, instando a la Consejería de Salud a proceder al “abono inmediato de la deuda que mantiene con las entidades en materia de atención temprana” y a que reubique este servicio en el SAS.

   Además, se reclama a la administración andaluza que “retire el acuerdo marco e inicie un proceso participativo que, con la colaboración de los interlocutores sociales y profesionales del sector, de forma a un nuevo modelo para la atención temprana en Andalucía bajo las premisas aplicadas a la sanidad como servicio publico, universal y gratuito”.