20160629 CazallaEl Grupo popular de la Diputación de Sevilla ha propuesto que la residencia de mayores de Cazalla de la Sierra, perteneciente a la institución provincial y que “desde noviembre de 2015” no cuenta con residentes, sea reutilizada como “centro de emergencia” para acoger a mujeres víctimas de violencia de género.

La secretaria general del PP de Sevilla, Virginia Pérez, y la diputada provincial Isabel Díaz han presentado este miércoles, en rueda de prensa, la propuesta elevada por los populares al pleno de la institución provincial, con relación a la Residencia de Mayores de Cazalla de la Sierra, perteneciente a la Diputación, porque “desde 2013 se sabía se iba a quedar sin uso” dicha instalación y a día de hoy está prácticamente sin actividad.

La residencia, según las dirigentes populares, carece de residentes “desde noviembre de 2015” pero “no se le ha dado una salida”. “Llevamos más de un año demandando a la Diputación cuál es la planificación para darle uso a esta residencia, cuyas instalaciones están perfectamente acondicionadas y adaptadas, con espacios comunes de usos múltiples, como cocina y comedor”, ha dicho Virginia Pérez, según la cual auque el centro cuenta con 16 trabajadores, a día de hoy sólo se presta un servicio de cocina para “familias sin recursos de la localidad” de Cazalla.

En paralelo, Virginia Pérez ha recordado que en Sevilla, durante 2015, un total de 4.056 mujeres fueron atendidas por casos de violencia de género, siendo 384 de ellas alojadas en centros de emergencia y 508 en centros de acogida o pisos tutelados. Dado que la Diputación destina 1,8 millones de euros anuales al mantenimiento de la residencia de Cazalla, el PP propone, así, “ponerla a disposición de la Junta, firmar un convenio de colaboración y que sea un centro de emergencia para víctimas de violencia de género”.