Los concejales del PP en el Ayuntamiento de Dos Hermanas Luis Paniagua y Luis Gómez han instado al Consistorio nazareno, dirigido por el socialista Francisco Toscano, a emprender “las acciones legales oportunas” para “recuperar” el dinero de las señales de los afectados por la paralización de la promoción de viviendas de protección oficial (VPO) BP3-Vistadher (Las Portadas), dado que, según aseguran, el propio equipo de gobierno municipal ha reconocido que desconoce el “paradero” del mismo.

Paniagua y Gómez han explicado los pormenores de un proyecto que se encuadra dentro de las actuaciones por el III Plan de la Vivienda de Dos Hermanas y donde el Ayuntamiento “prácticamente regaló los terrenos”, creando ello unos ingresos no percibidos que “podían haberse empleado en otras actuaciones, sobre todo, dada la tasa de desempleo que hay aquí”.

Según los populares, son construcciones que, a la postre, cuentan con un precio “igual” que el de cualquier inmueble de carácter privado y con las que se ha “atrapado” a numerosas familias, sin que a fecha de hoy haya “ni viviendas ni rebaja”, y con una situación en la que los afectados “no tienen expectativas”, razón por la que muchos han optado por recuperar el aval que depositaron.

Es este último punto el que provoca la actual problemática, que afectaría a unas 177 familias. Paniagua, también diputado provincial, ha lamentado la “falta de responsabilidad” del gobierno municipal de Dos Hermanas, que a su juicio debe “depurar responsabilidades”, exponiendo que, a pesar de que en septiembre de 2011 parecía que la promoción iba a arrancar con la instalación de una caseta, “un mes después sólo había un socavón”.

Las devoluciones, que comenzaron a requerirse en noviembre de ese año, se realizaron hasta enero de 2012, “y desde entonces no sabemos nada del dinero”. A este respecto, el edil popular ha citado reuniones mantenidas con la concejal de Urbanismo, Carmen Gil, en las cuales “dice que está buscando financiación, y en mayo garantiza que en un mes se devolvería el dinero a los afectados, que aún siguen esperando”, para luego asegurar que desconocía el “paradero” del mismo.

Lo “grave” del asunto, para Paniagua, es que el dinero de las reservas no se restituye a pesar de que éste fue a parar a una cuenta restringida controlada por un funcionario público. En este sentido, ha recordado la entrada de un nuevo socio capitalista, Vicente Juan Ballester ‘El Valenciano’ –que el PP subraya como implicado en causas penales– como apoderado de la promotora, “justo cuando los afectados empiezan a no recibir las devoluciones”.

“Con su entrada en la promotora, más que solucionar el asunto, parece que lo enturbió aún más”, ha subrayado, estableciendo que “no hay justificación” y que, además, el Ayuntamiento –personalizando en la figura del por entonces concejal de Urbanismo, José Manuel Carrión– “conocía” las “circunstancias personales y judiciales” de Ballester por medio de un correo electrónico recibido en mayo de 2011. “Si Carrión conocía esto y no informó al alcalde, lo que Toscano tiene que hacer es cesar a Carrión, y si el alcalde lo conocía, debe dimitir”, ha apuntado, instando al Consistorio a que se informe a los afectados por escrito.