La vicesecretaria general del PP-A y diputada provincial, Virginia Pérez, acompañada por parlamentarios populares por Sevilla, ha realizado un balance de gestión de los dos años de gobierno del presente mandato de la Junta de Andalucía en la provincia de Sevilla, del que han señalado que es “penoso”, debido a que “el bipartito no ha sido capaz de hacer nada por Sevilla, algo que se traduce en dos años perdidos para la provincia”. “Corrupción, deudas, recortes presupuestarios y falta de inversiones”, resumen los populares sobre estos dos años.

Junto a la vicesecretaria general del PP-A y diputada provincial, Virginia Pérez, han estado los parlamentarios populares por Sevilla Patricia del Pozo, Carolina González Vigo, Jaime Raynaud y Alicia Martínez, los dirigentes populares han asegurado que el PP-A ha llevado a cabo “multitud de iniciativas, pero no ha conseguido hacer que el gobierno andaluz sea capaz de asimilarlas”.

Además, han asegurado que la Junta debe 80 millones de euros a los ayuntamientos sevillanos, y ha añadido que los consistorios eran una prioridad para la presidenta de la Junta, Susana Díaz, pero ésta “no ha hecho nada por ellos”.

Según la dirigente popular Virginia Pérez, “debido a la carencia de infraestructuras educativas en la provincia, la Junta realiza convenios con la Diputación, que una vez mas le tapa las vergüenzas a la Administración andaluza, poniendo dinero encima de la mesa para crear infraestructuras educativas, competencia impropia de la corporación provincial”.

Igualmente, ha instado a Díaz a que “haga lo que haya que hacer con el transporte público”. Además, Pérez ha apuntado que hay proyectos para la provincia que no les cuesta dinero a la Junta, como son la autorización de las modificaciones urbanísticas promovidas por el Ayuntamiento hispalense para el nuevo puente de la Torre Pelli o la antigua comisaría de La Gavidia.

ALUSIONES A LA TRAMA DE LOS ERE

Asimismo, Alicia Martínez ha apuntado que hace dos años el PP ganó las elecciones, pero “un pacto de perdedores” gobierna en Andalucía, “un pacto de perdedores que ha sido un pacto de silencios para tapar la corrupción del PSOE y del caso más escandaloso de la historia de España que es el de los ERE”.

Para la dirigente popular, el expresidente de la Junta José Antonio Griñán “huyó acorralado por la corrupción y dejó una heredera que, a pesar de ser sevillana, no le presta la más mínima atención a Sevilla”. En este sentido, ha indicado que la Institución andaluza “castiga a la provincia negándole a los sevillanos lo que les corresponde por derecho”.

“Estos dos años han sido letales para los sevillanos, pues el paro ha subido, la afiliación a la seguridad social ha vuelto a bajar y siguen siendo los colectivos más necesitados de ayuda para acceder a un empleo, mujeres y jóvenes, quienes están en peor situación”, señala Martínez.

Del mismo modo, ha asegurado que estos datos “son responsabilidad del gobierno andaluz que, durante una década, teniendo las competencias en el empleo, se ha dedicado a despilfarrar el dinero de todos los andaluces”. “Los ERE, los cursos de formación para el empleo o las subvenciones a empresas fallidas son cosas que avergüenzan a todos los sevillanos”, añade.

Asimismo, ha indicado que “el bipartito ha basado estos dos años de gobierno para Sevilla en cuatro pilares: la corrupción, las deudas, los recortes presupuestarios, la falta de inversiones”. “Por ello, el resultado es la nada, nada que ofrecer a los sevillanos para salir de la crisis, porque el bipartito ignora a esta provincia”, afirma.

Según la parlamentaria, “los diputados del PP en el parlamento hemos basado nuestra acción política en reclamar todas esas inversiones que corresponden a la provincia en cada una de las áreas de gobierno. Hemos llevado el impulso de la acción política en la provincia, algo que no hacen los diputados del PSOE, que están al servicio del bipartito”.

INICIATIVAS DEL PP

De esta manera, Martínez ha señalado que el PP-A ha realizado una serie de iniciativas por las que ha defendido los sectores productivos, el turismo, el sector agrícola y ganadero o la industria, y ha apoyado a las fabricas que han cerrado en estos dos años, como son las de Roca, Puleva o la siderúrgica sevillana.

En este sentido, ha indicado que los populares han apoyado a las empresas y autónomos emprendedores, reclamando para ellos medidas de apoyo del gobierno andaluz. Igualmente, ha apuntado que el PP ha reivindicado la educación, la sanidad y los servicios sociales, “pilares del Estado del Bienestar, que lamentablemente la Junta está desmantelándolos”.

Así, en materia de empleo, según Martínez, los populares han solicitado el mantenimiento del programa Andalucía Orienta, han defendido los agentes locales de promoción de empleo y han solicitado la recuperación de las escuelas taller y de las casas de oficios. De igual modo, han reclamado que las obras de infraestructuras educativas “se han dejado a medias y no se ha pagado las que se han ejecutado”.

En relación a la sanidad, ha apuntado que la situación en Sevilla es de “fracaso”, y añade que han solicitado la terminación de los chares. En cuanto a servicios sociales, ha lamentado que sólo el 15 por ciento de las residencias en Sevilla son públicas.

Además, Martínez se ha referido a la dependencia, de la que apuntado que la Junta “asfixia a los ayuntamientos, pues se escuda en los Consistorios cuando es ella quien tiene la competencia en esta cuestión”, sentencia.

De la misma manera, según la dirigente popular, “el bipartito es una maquinaria pesada que niega a los populares la información constantemente y que se característica por una falta de transparencia”.

Por su parte, Raynaud ha señalado, en relación al pantano de Melonares, que la Junta “ha mareado la perdiz durante ocho años y han llevado el agua a las mentiras y a la confrontación con el Estado”. En este sentido, ha afirmado que el agua va a estar al servicio de los ciudadanos “gracias al compromiso de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir desde que ha vuelto a manos del Gobierno de Mariano Rajoy”.

A %d blogueros les gusta esto: