Los parlamentarios andaluces del PP por Sevilla, Rafael Salas y Patricia del Pozo han denunciado que “el desmantelamiento del Hospital Militar que ha comenzado a realizar la Junta de Andalucía es el más claro un ejemplo del nulo compromiso de Susana Díaz con la provincia de Sevilla en materia de sanidad”.

“¿A quién quiere engañar Susana Díaz? Su falsa apuesta por la sanidad en nuestra provincia se traduce en desvestir a un santo para vestir a otro. Se quitan a los sevillanos unos equipamientos sanitarios para instalarlos en Granada. Esta forma de gestionar no es de recibo y los sevillanos no pueden tolerar este despropósito”, han explicado los populares.

Además, los parlamentarios andaluces del PP por Sevilla han recordado que “en enero de este mismo año, la Consejería de Salud anunció que no vendería el hospital militar ni solicitaría al Ayuntamiento de Sevilla el cambio de uso hospitalario de ese edificio que le cedió el Ministerio de Defensa hace diez años” y han añadido que “se amparaban además en que aún no habían abierto a falta de dinero para acabar las obras de adaptación”.

“¿A qué obras se refería? ¿O es que la señora Díaz quería desviar la atención porque ya tenía pensado desmantelar el Hospital Militar? Parece que ni a PSOE ni a IU les preocupa que ya se hayan invertido más de 50 millones en un hospital fantasma”, han afirmado los parlamentarios andaluces.

“El Hospital Militar es el símbolo de la nefasta gestión de los socialistas y una muestra más del desprecio a los sevillanos: años reclamando la propiedad del Hospital, para luego dejarlo morir. Y hasta el momento nadie ha presentado la dimisión por este dislate”, han apostillado los populares.

“Lamentablemente, el Hospital Militar es un caso más de las carencias en materia sanitaria de la provincia de Sevilla, una política sanitaria de recortes y penurias: por ejemplo, las 162 habitaciones de tres camas en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla, el cierre de más de 800 camas en los Hospitales Macarena, Virgen del Rocío y Valme, dos UVI móvil menos que el año pasado, centros de salud por construir como en Almadén, Espartinas o Guadalcanal, centros paralizados o abandonados, como los hospitales de Morón, de Écija o el Chare de Utrera, las ampliaciones de los centros de Las Cabezas de San Juan y La Algaba, centros pendientes de concluir como el de Coria, o el caso de Carmona, donde aún esperan un segundo centro de salud y un hospital comarcal. Y a todo ello, recortes brutales en personal sanitario, con 1.700 trabajadores menos”, han recordado los populares.

Asimismo, Salas y Del Pozo han criticado que “estos son datos demoledores que reflejan el maltrato del Gobierno andaluz a la sanidad sevillana y que pone en riesgo la asistencia sanitaria de los ciudadanos”.

Por último, los parlamentarios andaluces han anunciado que presentarán iniciativas en el Parlamento para exigir una explicación de por qué se deja a los sevillanos sin unas infraestructuras sanitarias tan necesarias como el Hospital Militar, “a pesar de que llevamos 10 años esperando su puesta en marcha y hace 4 que el hospital está abandonado a su suerte”.

A %d blogueros les gusta esto: