• El PP ha interpuesto un recurso de reposición contra este acuerdo puesto que es nulo de pleno derecho al aprobarse sin  la mayoría absoluta que establece la ley
  • Esther Álvarez: “La alcaldesa prometió que ningún concejal del PSOE tendría asignado un sueldo y hoy ya hay siete socialistas en el ayuntamiento cobrando más de 140 mil euros en total a costa del dinero público”
Esther Alvarez

Esther Alvarez

El PP de Marchena denuncia que,2 “a pesar de la promesa de la Alcaldesa de que los concejales socialistas no tendrían sueldo, ya son siete de los ocho concejales a los que se ha asignado una nómina con un coste total de más de 140 mil euros e interpone un recurso contra la asignación de cuatro sueldos a concejales socialistas por haber sido aprobados a escondidas y sin la mayoría absoluta que establece la ley”.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Marchena, Esther Álvarez, ha asegurado “durante la campaña electoral prometió que en ningún caso iba a cobrar los 50 mil euros que cobraba el anterior alcalde. Pues le faltó tiempo puesto que en el primer pleno ya se puso una nómina de 49.530,24 euros y se negó a dar explicaciones”.

“Pero es que además aseguró que no iba a haber ni un concejal liberado en su gobierno y ya son siete de ocho los concejales del PSOE a los que se les ha puesto un sueldo con dinero público. El único concejal que no tiene nóminas es porque está jubilado”.

Según la portavoz popular, “primero fue hace una año la concejal Teresa Jiménez a la que se le asignó un sueldo mensual como presidenta de la Mancomunidad de 2.100 euros más dietas de 144 euros semanales por asistir a las reuniones, 25.200 euros al año, y después se liberó a la concejal Beatriz Sánchez, que cobra 1.300 euros al mes por asistir a las reuniones del Consorcio de Aguas y que supone anualmente 15.600 euros”.

“Pero el PSOE ha seguido repartiendo sueldos entre sus concejales. Así a finales de este año, se han liberado cuatro concejales más: Manuel Cristóbal Suárez que percibirá una retribución anual bruta de 17.000 euros; Joaquín Sánchez cobrará 10.500 al año; Víctor Manuel Montes, tendrá una retribución anual de  10.500 euros; y por último,  Mercedes Abadía que recibirá 12.000 euros cada año”.

“Y todo lo está haciendo con artimañas puesto que en el pleno del pasado mes de diciembre, aprovechando que todos los concejales de la oposición abandonamos el pleno en protesta por no entregarnos documentación, la alcaldesa incluyó por urgencia el punto para aprobar estos cuatro últimos sueldos”.

Álvarez ha afirmado que “la alcaldesa incluyó este punto a escondidas y saltándose las leyes de régimen local que establecen que para incluir y aprobar un punto de urgencia en un pleno se debe aprobar la urgencia por mayoría absoluta del pleno, y en esos momentos, solo había 8 concejales de los 17 que forman la corporación municipal”.

“Por todo ello, desde  PP de Marchena, junto al resto de formaciones políticas de la oposición, hemos presentado un recurso de reposición contra ese punto puesto que consideremos que se trata de un acuerdo nulo de pleno derecho”.

A %d blogueros les gusta esto: