20160606 InundacionesEl PP de Sevilla ha alertado de las graves pérdidas por las inundaciones del pasado mayo en los cultivos de la comarca del Bajo Guadalquivir y ha anunciado la presentación de varias iniciativas en el Parlamento andaluz para pedir a la Junta de Andalucía ayudas y un mayor compromiso con los afectados.

El presidente del PP de Sevilla, Juan Bueno, el candidato al Congreso, Ricardo Tarno, y el diputado provincial, Alberto Sanroman, han mantenido un encuentro con representantes de la Comunidad de Regantes Bajo Guadalquivir, Asaja, y cooperativas de Lebrija para analizar la situación de los agricultores de esta comarca.

Bueno ha asegurado que, “en dicho encuentro, los agricultores han trasmitido a los dirigentes populares la preocupación por las graves pérdidas sufridas como consecuencias de las inundaciones provocadas por la lluvia del pasado mes mayo que han perjudicado a más de 3.000 hectáreas de algodón, patata, tomates y otras hortícolas de la comarca del Bajo Guadalquivir y que solo para el cultivo del tomate, han generado pérdidas por más de 10 millones de euros”.

“Ante esta situación,  vamos a reclamar a esta consejería que contemple la situación excepcional en esta zona para todos los cultivos afectados a la hora de cumplimiento estricto del reglamento de la PAC y que realice el estudio de la zona afectada, garantizando que los agricultores no sean penalizados o se pongan en riesgo los expedientes PAC de esta campaña”.

“Además, los agricultores nos han trasladado el grave problema que sufren como consecuencia del pésimo estado en el que se encuentran las infraestructuras y los caminos rurales de titularidad de la Junta cuyo mantenimiento en los últimos 30 años es cero”.

“Por ello, desde el PP Sevilla vamos a instar a la Junta a ejecutar los planes de mejora de infraestructuras agrarias, convocatoria de Plan de Caminos Rurales y los Fondos FEADER y que aún están pendiente de iniciarse”.

Por otra parte, el presidente popular ha lamentado que, “tras haber mantenido paralizados durante meses los expedientes para la incorporación al campo de jóvenes agricultores, ahora llega tarde y mal, puesto que es inadmisible que la junta haya dejado excluidos de estas ayudas al 50 por ciento de los agricultores andaluces que las han solicitado”.

Según Bueno, “la agricultura es un pilar fundamental de la economía de esta provincia, por lo que la Junta de Andalucía no puede mirar para otro lado mientras los agricultores se tienen que enfrentar solos a cada obstáculo que se le cruza en el camino. En beneficio de estas familias y por supuesto, por la economía de la provincia, esperamos que el gobierno de Susana Díaz cumpla con las peticiones que va a presentar el Partido Popular”.

A %d blogueros les gusta esto: