● La presidenta local y portavoz en el Ayuntamiento, Lola Romero, ha denunciado la construcción sin permisos ni licencias de una edificación en la finca donde vive el concejal

● Ha exigido su dimisión y, de no hacerlo, ha reclamado al alcalde que lo cese de inmediato  

● “Un concejal delegado no puede ser el garante de la legalidad ni exigirla a los vecinos cuando es el primero que no la cumple”

La presidenta del PP de Bormujos y portavoz en el Ayuntamiento, Lola Romero, ha pedido este martes la dimisión del delegado del Gobierno local, José María Ruiz (Cs), por la construcción ilegal “sin licencias ni permisos” de una estructura ubicada en la finca donde reside.

Así lo ha reclamado la portavoz popular ante unos hechos que el Partido Popular ya avisó el pasado mes de diciembre. “El 1 de diciembre alertamos de una construcción ilegal en una finca donde el delegado vive que se estaba realizando sin permiso de obra”, ha explicado Lola Romero.

“Fue el 14 de diciembre cuando solicitamos al Ayuntamiento información sobre la licencia de obra y adjuntamos en la petición una fotografía donde se apreciaba la nueva edificación anexa a la casa principal de unos 40 metros cuadrados realizada con bloques de cemento y tejado fijo a dos aguas”, ha incidido.

La sorpresa fue -ha continuado- “cuando al día siguiente de que el PP solicitara la información (15 de diciembre), aparece una resolución donde se deniega cualquier tipo de construcción en la finca mencionada. El concejal había ejecutado ya una obra sin licencia alguna, una obra ilegal sin ningún permiso ni licencia previa. Lo grave es que incluso en la solicitud a posteriori de hacer la obra también había sido denegada”.

En este sentido, la presidenta del PP de Bormujos ha pedido la dimisión del citado concejal “ante una irregularidad manifiesta efectuada por un miembro del Gobierno que ha incumplido la ley y no ha pagado las tasas correspondientes para ejecutar una obra”. “Está es la forma de gobernar del actual pacto PSOE-Cs, un ejemplo más de las ilegalidades que nos tiene acostumbrados”, ha argumentado.

“Un concejal delegado no puede ser el garante de la legalidad ni exigirla a los vecinos cuando es el primero que no la cumple. Está completamente desautorizado por lo que no queda otra salida que la dimisión inmediata y, en caso de no ser así, el alcalde tiene que cesarlo de inmediato”, ha dicho la portavoz popular.

Lola Romero ha añadido que “en el día de hoy, el PP se ha personado en las inmediaciones de la finca y hemos comprobado que se está retirando la construcción quedando una estructura todavía en pie”. “Exigimos que José María Ruiz cumpla con la resolución y reestablezca la legalidad urbanística en la finca donde todavía queda una estructura que desmontar. Esperamos que para esto sí tenga los permisos de demolición correspondientes”, ha zanjado.

A %d blogueros les gusta esto: