• Virginia Pérez ha lamentado que “tras cinco años de gobiernos del PP apostando por el desarrollo industrial en la provincia con más de 125 millones de euros para 118 proyectos sevillanos, el gobierno de Pedro Sánchez va a impedir este año a decenas de empresas de la provincia el acceso a estas ayudas estableciendo unos requisitos muy restrictivos para su financiación”
  • Recuerda el PP sevillano que “estas ayudas no solo deberían haberse aprobado en junio, sino que muchas empresas habían comprometido inversiones que, ante la incertidumbre, han declinado poner en marcha, lo que supone menos empleo y riqueza para nuestra provincia”

El PP de Sevilla ha alertado del “impacto negativo que va a suponer para el tejido industrial sevillano la nueva convocatoria de ayudas Reindus para 2018” y que va a impedir a decenas de empresas sevillanas “poder acceder a estas ayudas como consecuencia de los leoninos requisitos que ha establecido el gobierno de Pedro Sánchez para su financiación”.

La presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez, ha asegurado que “el programa Reindus es una herramienta imprescindible para impulsar el desarrollo industrial de la provincia y está destinado a ayudar en las inversiones para la creación de nuevas empresas o nuevos establecimientos así como como en ampliación, modernización o traslado de áreas de actividad de industrias ya existentes”.

“Desde 2012 y con el gobierno del PP, la provincia de Sevilla ha recibido más de 125 millones de euros destinados a 118 proyectos y solo en 2017, se destinaron 30.014.578 euros para financiar 23 proyectos sevillanos. Pero lamentablemente, ha sido llegar Pedro Sánchez y el PSOE al gobierno de la Nación y ya se están poniendo en riesgo estas importantísimas ayudas para industrialización de la provincia”.

“Y es que el nuevo gobierno de Pedro Sánchez, no solo ha retrasado de manera inadmisible la convocatoria de estas ayudas para el 2018 dado que estas ayudas deberían haberse aprobado en junio, sino que además, ha presentado una orden ministerialpara esta convocatoria que va a suponer un grave perjuicio para el tejido industrial sevillano puesto que el gobierno socialista de Sánchez va a imponer unos requisitos absolutamente restrictivos para la obtención de la financiación de las empresas sevillanas”.

Según la presidenta popular, “en primer lugar, y según esta nueva orden ministerial, las empresas sevillanas deberán aportargarantías por el 71 por ciento del préstamo obtenido frente al 10 por ciento de años anteriores, lo que sin duda va a suponer que muchas empresas tengan que renunciar a esta ayuda porque no pueden aportar esta garantía tan elevada”.

“Además se penaliza a las empresas que hayan obtenido prestamos Reindus en años anteriores con lo que se va a impedir en muchos casos dar continuidad a proyectos ya iniciados gracias a estas ayudas. Y en tercer lugar, con la aplicación de estas bases se beneficia a empresas industriales ya instaladas que son las que menos necesitan este tipo de ayudas puesto que tienen acceso a mejores condiciones con entidades privadas”.

Virginia Pérez ha lamentado que “tras cinco años de gobierno del PP apostando por el desarrollo industrial en la provincia con más de 125 millones de euros para 118 proyectos sevillanos, el gobierno Pedro Sánchez va a impedir ahora el acceso a estas ayudas a decenas de empresas sevillanas con una convocatoria muy restrictiva y que además ha realizado tarde y mal, puesto que la ha llevado a cabo con el agua al cuello antes de que termine el año y no perder estas ayudas”, recordando, por último, que “muchas empresas sevillanas que habían comprometido inversiones que pensaban aplicar este año, ante la incertidumbre, porque no acaba de salir la convocatoria de cambio de bases, han declinado ponerlas en marcha, lo que supone menos inversión, menos empleo y menos riqueza para la provincia de Sevilla”.

A %d blogueros les gusta esto: