José Leocadio Ortega

El Grupo Popular en la Diputación de Sevilla ha asegurado que el hecho de que el presidente de la institución provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, confirme la paralización del proyecto de desarrollo urbanístico en los suelos del Cortijo de Cuarto “a la espera de que lleguen tiempos mejores”, supone la “ratificación del fracaso personal de Villalobos y de la entidad en materia de vivienda”.

El portavoz adjunto del PP en la Diputación, José Leocadio Ortega, ha subrayado que el “fracaso” en vivienda tras “14 años anunciando un macroproyecto que no se llevara a cabo”. “Se evidencia su ineficacia puesto que, en su decena de años de mandato, no ha conseguido ejecutar 200 viviendas sociales”, agrega, tras recordar que en el proyecto del Cortijo del Cuarto “sólo el 50 por ciento erapara vivienda protegida, mientras que en el resto había ánimo especulatorio”.

Así, califica este anuncio como “una broma de malgusto” donde Villalobos intenta “esconder su fracaso” tras el decreto ley del Gobierno de julio 2012. Sin embargo, subraya que teniendo en cuenta los ocho años de gobierno socialista con Zapatero y los otros 30 años tanto en la Junta de Andalucía como en la Diputación de Sevilla, “el pretender eludir el fracaso de estas políticas con esta cita hace que las personas sensatas se rían”.

“Villalobos usa una materia sensible para hacer un enfrentamiento particular con el Gobierno y utiliza de modo torticero un asunto de suma importancia”, agrega Ortega, que insta al máximo responsable de la Diputación a dar explicaciones sobre “para qué sirven los millonarios sueldos de Sevilla Activa, algo que ha criticado ya el PP, teniendo en cuenta que tiene una media de dos viviendas al año”.

Así, insiste en que Villalobos debería estar al frente de los vecinos adjudicatarios de las ayudas para viviendas de alquiler con opción a compra y que sufren “impagos” por parte de la Junta. “Villalobos una vez más hace gala del fracaso estrella de su carrera como presidente con las VPO, realizando unas declaraciones vacías de contenido ya que la Diputación ha abandonado este asunto en sus diez  años de mandato”.