• Los alcaldes de Herrera y Lora encontraron a la delegada reunida con los socialistas de sus pueblos antes de su reunión
Virginia Pérez

Virginia Pérez

La secretaria general del PP de Sevilla, Virginia Pérez, ha exigido a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que “ponga orden” ante el “sectarismo” de la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María de los Ángeles Fernández, con los alcaldes ‘populares’, tras comprobar que cuando se cita con éstos, como ha ocurrido en el caso de Herrera o Lora del Río, “se reúne antes con los socialistas de los citados municipios”.

   “Se trata de una actitud antidemocrática, vergonzosa y desleal por la que debe disculparse, ya que, le guste o no, es la delegada de todos los sevillanos y no sólo de los socialistas”, recalca Pérez, haciendo mención a las situaciones “esperpénticas” vividas por los primeros ediles ‘populares’.

   Según ha insistido, desde el PP se va a “denunciar este tipo de situaciones donde se tenga que hacer” porque la delegada “no es quien para citar a personas que no forman parte de un gobierno”. “Si quiere hacerlo como socialista, que lo haga en el ámbito de su partido y en la sede de PSOE, pero la institución es del pueblo, de los ciudadanos, con independencia del partido en el que militen”, concluye.

   Pérez detalla que el alcalde de Herrera, Jorge Muriel (PP), tenía cerrada una cita con la delegada el jueves, pero al llegar encuentra que “ésta ya estaba reunida con el exalcalde de Herrera Custodio Moreno; el actual portavoz del PSOE local, Manuel Álvarez, y un técnico de Diputación”. “Cuando Muriel llega, ella le dice que el alcalde ya está dentro y que quien es él, ante el asombro del primer edil por la situación”, advierte.

   Sin embargo, indica que “no es la primera situación rocambolesca”, ya que la semana pasada “le hizo lo mismo” al alcalde del PP de Lora del Río, Antonio Enamorado (PP), un pueblo en que el que se llevan recogidas ya 1.500 firmas para solicitar mejoras del centro de salud, con “importantes deficiencias de personal y de infraestructuras”.

    Esta situación sería “similar” a la vivida en la sanidad en Herrera, donde entre 2004 y 2009 se construye un centro de salud, pero que desde entonces permanece cerrado. “Muriel lleva cuatro años intentando que se abra, para lo que hay un convenio que habría que firmar con la Junta, mientras que Fernández se dedica, en una actitud completamente censurable, a citar antes a los concejales socialistas y después a los alcaldes”, agrega.

   Recuerda a la delegada que tiene una “obligación con los alcaldes escogidos por sus pueblos y no puede ir contra la decisión de Lora o de Herrera porque no le guste que no sean socialistas los primeros ediles”. “Es algo antidemocrático, vergonzoso, vergonzante y desleal por lo que tiene que pedir disculpas. Si en una semana ha ocurrido dos veces, es que esta actitud sectaria es una práctica habitual”, señala.

   En este marco, ha exigido a Díaz que “se deje de comportamientos sectarios y atienda a la población como se merece”, teniendo en cuenta que “todos estamos para hacer política para los vecinos y no para los partidos”. “Hasta que Díaz no se dé cuenta de que Sevilla y Andalucía no son su cortijo y del PSOE, no podrá hacer nada en beneficio de los ciudadanos ni en un tema tan delicado como la salud”, sentencia.