• El portavoz parlamentario del PP de Andalucía, Toni Martín, subraya que “el espíritu de nuestro grupo es consensuar y dialogar, y toda estrategia que pongan en pie para demostrar lo contrario, que no existe, está abocada al fracaso”
• El rechazo de Por Andalucía ha evitado que, como ha propuesto Martín, el PP adoptara como propias las enmiendas que se estaban negociando con esta formación y con el PSOE y que se presentaron fuera de plazo
• Defiende que “son los mejores presupuestos de la historia de Andalucía, los que más defienden a las familias andaluzas, los que más apuesta social han traído nunca y los que más apoyan a los sectores productivos cuando más falta hace, y los que además le bajan los impuestos a la inmensa mayoría de los andaluces


El portavoz del Grupo Popular en el Parlamento andaluz, Toni Martín, ha acusado al PSOE andaluz de estar “únicamente en la estrategia de intentar que parezca que hay un rodillo” cuando “el único rodillo que existe aquí es solo su ineptitud, que aprisiona sus propios argumentos”, en alusión al rechazo a que las enmiendas al Presupuesto de la Junta registradas fuera de plazo por este grupo y Por Andalucía fueran asumidas por el grupo popular y presentadas in vocce en el pleno. “El espíritu del PP andaluz es consensuar y dialogar, y toda estrategia que pongan en pie para demostrar lo contrario, que no existe, está abocada al fracaso”, ha insistido.

Durante su intervención en el debate final de presupuestos de la Junta para 2023, el portavoz parlamentario ha insistido en que, “pese al mitin atropellado y catastrofista de la oposición, son los mejores de la historia de Andalucía, los que más defienden a las familias andaluzas, los que más apuesta social han traído nunca y los que más apoyan a los sectores productivos cuando más falta hace, y los que además le bajan los impuestos a la inmensa mayoría de los andaluces”.

“Son tan buenos que los dos grupos mayoritarios de la izquierda han decidido no mantener sus enmiendas a los mismos», ha ironizado Martin en alusión a la presentación fuera de plazo de esas propuestas parciales de modificación. Un retraso, ha señalado, “del que no tiene la culpa Feijóo ni Juanma Moreno ni Aguirre, sino los responsables de los dos grupos políticos”.

En su opinión, los sucedido da una muestra de cómo están ambas formaciones. “Y da una idea también de por qué si se hace un barómetro de opinión en Andalucía dice que no es que el PSOE recupere la confianza, no es que sea percibido como alternativa, sino que baja, baja y baja, tanto que muchos ya empiezan a no ver al PSOE ni como principal partido de la oposición”, ha señalado, “a eso se le llama caída libre”.

Por eso, ha aconsejado a los socialistas “no seguir protagonizando episodios que evidencien su falta de solidez como grupo político como ésta de llegar hoy aquí sin enmiendas a los Presupuestos porque se les ha pasado el plazo”, algo que ha atribuido a “estar con la cabeza en otra parte pensando cómo defender a Sánchez y su reforma de la malversación, la eliminación de la sedición, la ley del si es si que deja en la calle a más de 100 agresores sexuales”.
“Me temo que en estos momentos sus estructuras provinciales deben estar pensando aquello de ‘en manos de quien estamos’”. Martín ha lamentado que “se ofrece una imagen bochornosa por la falta de seriedad de estos grupos que en el fondo es una falta de seriedad hacia los andaluces”.

En este punto, y como muestra de la voluntad de diálogo y consenso “que está en el espíritu del PP”, ha tendido la mano a PSOE y Por Andalucía y ha ofrecido presentar in vocce y como propias esas enmiendas  de ambas formaciones que quedaron fuera de plazo y que el Grupo Parlamentario Popular estaba negociando para transar.  Una opción que requiere unanimidad de la Cámara y que no ha sido posible debido al rechazo de Por Andalucía.

El portavoz parlamentario, no obstante, se ha referido al fondo de las enmiendas presentadas por los grupos de la oposición. “Pedían que volviéramos a poner el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Andalucía, cuando la respuesta, no solo de mi grupo y del Gobierno sino de la inmensa mayoría de Andalucía es que no”, ha dicho, para asegurar que “en Andalucía no hay impuesto de sucesiones y mientras este Gobierno no lo habrá”. Y ha reprochado que los socialistas calculasen una recaudación de 600 millones de euros con la reversión de esta rebaja fiscal, cuando lo máximo que se ha recaudado en la comunidad por este concepto fueron 350 millones en 2015. “A lo mejor es que iban a poner otra vez el impuesto y además lo iban a subir”. Asimismo, otra de las enmiendas de Por Andalucía pedía seguir cobrando el canon del agua “que Juanma Moreno ha dejado de cobrar este año para aliviar el bolsillo de los andaluces”.

A %d blogueros les gusta esto: