La portavoz popular en el Ayuntamiento de Bormujos presenta al Pleno de la Corporación una moción para que se analicen los defectos en las actuaciones y para que Aljarafesa devuelva el pavimiento y acerado a su estado original

Los populares constatan que las obras han eliminado el rebaje del acerado para la entrada y salida de vehículos a las viviendas, haciendo imposible el acceso, creando además unos bordillos para salvar la acerca que provoca que muchos vehículos rocen la carrocería con el asfalto

Lola Romero se pregunta “dónde estaba el gobierno socialista y su alcalde durante la ejecución para comprobar los problemas de accesibilidad y seguridad para los peatones y vecinos que se estaban generando”

La portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Bormujos, Lola Romero, ha manifestado este martes que “las obras de Aljarafesa para mejorar la presión en la zona norte de Bormujos han sido un desastre en su ejecución”.

Romero, ha presentado una moción al Pleno de la Corporación Municipal para que técnicos municipales analicen la situación y el estado de las obras de las calles afectadas por la actuación de Aljarafesa, para detectar cualquier defecto en su ejecución que pueda significar molestia o peligro a los vecinos, y para exigir a Aljarafesa y a la empresa adjudicataria de la obra, la reparación del pavimento y acerado en las zonas necesarias para devolverlo a su estado original garantizando la accesibilidad y seguridad de los vecinos afectados.

El PP de Bormujos recuerda que después de muchos años de espera, al inicio del año pasado, comenzaron las obras para mejorar la presión del agua en la zona norte, en concreto, un trazado de gran envergadura que supone la renovación de más de 15 kilómetros de tubería para mejorar la calidad del servicio en 41 calles y poner fin al uso de bombas, dotando de suficiente presión a unas 700 viviendas.

Así, una vez adjudicado el proyecto de Aljarafesa, con un presupuesto de 2.900.000 euros, la empresa adjudicataria, como marca el proyecto, aseguraba que los trabajos se realizarían siempre en los acerados y exteriores de las viviendas. Sin embargo, el Grupo Municipal Popular ha podido constatar que en lugar de reponer el acerado y dejar los vados para las entradas de los vehículos tal y como estaban, han eliminado el rebaje para la entrada de los vehículos con el consiguiente problema de seguridad y accesibilidad para el peatón.

Lola Romero ha explicado que” por si no fuera poco, los bordillos que han puesto para salvar la acera son brutales, en cuanto a inclinación, a 31 grados, lo que supone un 60% de pendiente aproximadamente, provocando que muchos vehículos rocen la carrocería con el asfalto, amén de que otros muchos vecinos, que tenían nivelada la acera para la entrada de vehículos ahora les han dejado un tacón que hace imposible la entrada en su casa”.

La portavoz popular en Bormujos se ha preguntado “dónde estaba el gobierno socialista y su alcalde durante la ejecución para comprobar los problemas de accesibilidad y seguridad para los peatones y vecinos que se estaban generando”.

Romero ha lamentado, por último, que “una obra de esta envergadura e importancia y que cuenta con un presupuesto cercano a los tres millones de euros, lejos de poner solución a una demanda histórica como es la presión de agua en las casas afectadas, ha creado nuevos problemas a los vecinos con el consiguiente coste económico que puede significar el arreglo de calles y acerado para devolver las entradas y salidas al estado original previo a la actuación de Aljarafesa”.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: