El PP de Sevilla ha reclamado este viernes a los gobernantes socialistas de la Junta de Andalucía y al alcalde hispalense, el también socialista Juan Espadas, que sean “transparentes” y muestren el “presunto protocolo” elevado al Gobierno central para la financiación del tramo inicial de la línea tres del metro. Y es que los populares avisan de una estrategia del PSOE para “culpar al Gobierno del bloqueo” de la continuidad del proyecto de la red completa de metro.

La presidenta del Partido Popular de Sevilla, Virginia Pérez, y el portavoz del PP en el Ayuntamiento hispalense, Beltrán Pérez, han celebrado este viernes una nueva rueda de prensa en torno a la “irrenunciable” continuación del proyecto de la red completa de metro.

Y es que después de que en 2009 entrase en servicio la primea y hasta ahora única línea del metro de Sevilla, los proyectos constructivos de las líneas dos, tres y cuatro están listos desde 2011, con un coste global estimado de más de 3.700 millones de euros, a la espera de continuar con las actuaciones.

A respecto, Virginia Pérez y Beltrán Pérez han señalado la propuesta de protocolo enviada por la Consejería de Fomento y el Ayuntamiento de Sevilla al Estado, para la financiación del tramo Prado de San Sebastián-Pino Montano de la futura línea tres de la red de metro de Sevilla. A la hora de presentar dicha propuesta, el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, consideraba como un “punto de partida aceptable” la idea de una cofinanciación “a tres tercios” entre las administraciones central, autonómica y local.

LA POSICIÓN DEL MINISTRO

Frente a dicha maniobra, el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, manifestaba hace pocos días que el Gobierno central está “abierto al dialogo y a analizar con todo rigor su participación en el proyecto”, aunque ciñendo todo a “un estudio serio de las cuentas de financiación y de la sostenibilidad del proyecto”.

Y dadas las reacciones de los dirigentes socialistas a las recientes declaraciones del ministro, Beltrán Pérez ha defendido que Íñigo de la Serna ha dejado claro “y demostrado” que “para que el Gobierno central pueda implicarse en el proyecto, tienen que darse unos pasos jurídicos y administrativos que a día de hoy no han sido dados”, porque “la documentación que la Junta y el Ayuntamiento han debido presentar (a las autoridades estatales) no es suficiente para que el Estado pueda comprometerse y financiar la parte correspondiente”.

Precisamente por ello, ha criticado el “debate de bajo nivel político” protagonizado por los dirigentes socialistas, con mención expresa al alcalde hispalense, Juan Espadas, con la única intención de “culpar al Gobierno del bloqueo” de la continuidad del proyecto de la red completa de metro.

Por eso, el Grupo popular del Ayuntamiento de Sevilla ha solicitado al Gobierno local socialista de Juan Espadas que le de “traslado” del mencionado protocolo elevado al Gobierno central para la financiación del tramo inicial de la línea tres del metro.

NINGÚN “CONTENIDO REAL”

Virginia Pérez, de su lado, ha considerado “reveladoras” las palabras del ministro acerca del citado protocolo, porque de las mismas se desprende que dicho documento “no deja de ser un memorando de intenciones que no recoge absolutamente nada del contenido real del proyecto, la financiación o las obligaciones de cada administración”.

A su juicio, frente al “compromiso del ministro a colaborar”, los gobernantes de la Junta y el alcalde de Sevilla están “jugando a esconder sus verdaderas intenciones y generando una cortina de humo para echar la culpa a otra administración y escurrir el bulto de sus obligaciones propias”. Por eso, los populares han emprendido gestiones en los ministerios de Hacienda y Fomento, así como en el Parlamento andaluz a través de una proposición no de Ley, para “arrojar luz sobre ese presunto protocolo que nadie conoce” porque los socialistas “no lo han enseñado a nadie”.

Así, Virginia Pérez ha apelado a la “responsabilidad” y ha reclamado a los dirigentes socialistas que “sean transparentes” y “enseñen el protocolo, se sienten (con el Gobierno central) para diseñar una estrategia para el metro, con compromisos de financiación y corresponsabilidad”.