• El PP ha lamentado la postura de los concejales no adscritos que “apoyaron las cuentas tras modificarse una partida presupuestaria para que pudieran cobrar por las asistencias a los plenos”
  • Ramón Peña ha alertado de que el Alcalde “podría haber incumplido el Pacto Antitransfuguismo que prohíbe destinar recursos públicos a los concejales no adscritos”
  • “El alcalde tendría que dar explicaciones de cómo es posible que le suba el sueldo a sus concejales y a los no adscritos cuando lleva más de 10 años si actualizar el convenio colectivo de los trabajadores municipales”

El PP denuncia la subida de un 25 por ciento de los sueldos de los concejales socialistas y la asignación a plenos para los concejales no adscritos justo antes de la aprobación de los presupuestos y a pesar de que el alcalde mantiene sin actualizar el convenio de los trabajadores municipales desde hace 10 años.

El presidente y candidato del PP en Valencina de la Concepción, Ramón Peña, ha asegurado que “durante el pleno de aprobación de los presupuestos municipales, y para que los concejales no adscritos pasaran a cobrar por asistencia a plenos, se cambió in extremis esta partida presupuestaria y como consecuencia, no solo las tres concejales están cobrando por su asistencia a los plenos tras votar a favor, sino que además, se les ha incrementado un 25 por ciento el sueldo de los concejales del gobierno municipal”.

Peña  ha pedido explicaciones al alcalde de “cómo es posible que le suba el sueldo a sus concejales de gobierno cuando lleva más de 10 años si actualizar el convenio colectivo de los trabajadores municipales o teniendo infraestructuras como la piscina municipal cerrada”.

“Pero es que además, el alcalde podría estar incumpliendo el Pacto Antitransfugismo puesto que en este pacto se prohíbe destinar recursos públicos a concejales no adscritos”.

El presidente del PP local ha lamentado que “tanto el alcalde como sus concejales estén más pendientes de su cargos y sueldos que de la gestión del propio Ayuntamiento, utilizando una institución pública, como es el consistorio de Valencina, para uso propagandísticos y electoral, vendiendo el presupuesto como un logro”.

“Ante esta subida de sus sueldos lo más preocupante es la absoluta pasividad de los concejales de la oposición, consintiendo que se aprobarán unas cuentas municipales que primaban más los intereses personales que los del municipio. El único concejal que voto en contra de estas cuentas fue el portavoz popular, Ramón de la Cerda, porque no podemos permitir que Valencina sea moneda de cambio para que los concejales del Ayuntamiento se llenen los bolsillos de dinero de los contribuyentes”, ha añadido Peña.

A %d blogueros les gusta esto: