El Partido Popular ha denunciado que el alcalde de Valencina, Antonio Suárez, haya incumplido la Ordenanza Municipal de Ruido.

En este sentido, la portavoz del PP en Valencina, Nuria Jiménez, ha lamentado que “es una auténtica vergüenza que el alcalde incumpla con una ordenanza elaborada por el propio Ayuntamiento, en la que se recoge que a partir de las 23 horas no está permitido un determinado volumen de ruido. Las normas están para cumplirlas y el alcalde no puede saltarse la ley por ser quien es”.

Jiménez ha explicado que “el pasado fin de semana, los agentes de la Policía Local recibieron sobre la una de la madrugada varias llamadas telefónicas alertando del fuerte ruido que había en un local donde se estaba celebrando una fiesta. Cuando la Policía se personó por primera vez, la persona con la que hablaron fue el alcalde y dijo que él, como máxima autoridad de Valencina, se encargaba de solucionarlo y se hacía responsable. Pero los vecinos volvieron a llamar a la Policía a las 3 de la madrugada porque la música seguía altísima, que acudió de nuevo pero nadie les abrió la puerta, estando el alcalde dentro”.

“Esto es una cacicada más del alcalde, una inmoralidad que refleja el nulo respeto que muestra tener hacia los vecinos y que sus propias ordenanzas lo son a medida y las cumple a su antojo”, ha subrayado Jiménez.

“Valencina no se merece un alcalde que no respeta las normas, y sobre todo que ha demostrado importarle muy poco sus vecinos, porque con este comportamiento ha dejado claro que no respeta el derecho al descanso de sus vecinos. Además, respaldó la actitud de uno de los asistentes a la fiesta que amenazó a los vecinos, algo reprochable y por eso desde el PP lamentamos que los perjudicados por la falta de consideración de este señor sean los propios vecinos”, ha matizado la portavoz popular.

A %d blogueros les gusta esto: